Si Italia es la bota de Europa, Apulia es el tacón. En esta región se encuentra Lecce, una hermosa ciudad con un rico legado artístico, histórico y cultural, con escenarios naturales que invitan a la aventura y con una magnífica gastronomía.

Esta ciudad es un destino inusual, que no tiene nada que ver con las grandes ciudades europeas. Por eso tal vez te preguntes: ¿Qué se puede hacer en Lecce? ¿Qué lugares puedo visitar? Para que tengas todo claro, a continuación te ilustraremos las cosas imprescindibles que tienes que saber antes de visitar Lecce.

  1. ¿Cuál es la mejor manera de viajar hasta Lecce?

Para llegar a Lecce, puedes volar directamente desde España hasta las ciudades cercanas de Bari y Bríndisi, y tomar el tren que te traerá hasta aquí. Entre marzo y octubre, Vueling conecta a Bari con Madrid, Barcelona, Bilbao, Santander y otras ciudades. Por su parte, en ese mismo período, Ryanair opera la ruta Girona-Bríndisi y los vuelos a Bari desde Madrid, Valencia y Sevilla. Fuera de esta temporada, puedes comprar un vuelo con Ryanair en alguna ciudad española con destino a Bolonia, Bérgamo, Milán, Pisa o Roma y desde allí volar rumbo a Bari o Bríndisi, donde te espera el tren con destino a Lecce. También tienes la opción de viajar en tren desde Roma hasta Lecce.

  1. ¿Qué puedes ver en Lecce?

Lecce es conocida en todo el mundo como la ciudad del barroco. Los edificios barrocos se encuentran en toda la ciudad y representan la atracción principal para los turistas. Tal es el caso de los edificios de Via Libertini, como el Conservatorio y la Iglesia de Sant’Anna. Lo mismo puede decirse de la Piazza Duomo, donde se encuentra el Palazzo del Seminario, el Palazzo Vescovile y el Duomo.

Si eres amante del arte, visita el Museo Diocesano de Arte Sacro, ubicado en la misma plaza. Sus obras datan de los siglos XV al XVIII. La obra más famosa es la tabla veneciana con la Madonna del Carmine y la pintura de la Madonna del Rosario.

También tienes que ver el Anfiteatro Romano, la principal atracción de la Piazza Sant’Oronzo. En la antigüedad medía 102 metros de largo por 83 de ancho y su capacidad era de unos veinticinco mil espectadores.

  1. ¿Cómo comunicarse en Lecce y sus alrededores?

Cuando visites Lecce, no esperes encontrar a muchas personas que hablen español o inglés. Recuerda que se trata de la Italia tradicional, ajena a núcleos turísticos como Roma, Milán o Venecia. Te sugerimos un aliado: un diccionario de italiano para aprender algunas palabras básicas en el idioma local antes de tu viaje. Si descargas en tu móvil la app de Babbel, podrás consultar su diccionario de italiano, tanto para practicar como para comunicarte cuando llegues a Lecce. De esta manera, estarás listo para pedir información, ordenar en restaurantes y hacer compras.

  1. ¿Qué puedes hacer en Lecce?

La provincia de Lecce es el destino ideal para los que practican kitesurf, windsurf, submarinismo y vela. Los apasionados del submarinismo quedarán muy impresionados por la vista del maravilloso fondo marino. Por otro lado, los acantilados esculpidos por el mar, con sus paredes rocosas, son el escenario perfecto para los amantes de las actividades más extremas, como la escalada y el alpinismo. En el pueblo de Santa Cesarea Terme, en la provincia de Lecce, encontrarás un importante centro termal, famoso por las propiedades curativas del agua sulfúrea que brota de las grutas marinas.

También disfrutarás salir de compras. En especial, te recomendamos visitar las tiendas de artesanías, donde hallaras muñecas de papel maché, jarrones de terracota, utensilios de hierro forjado y figuras talladas en piedra de Lecce.

  1. ¿Cuáles son los platos típicos?

comida Lecce

A la hora de comer, puedes abrir el apetito con un plato de orecchiette con tomate y albahaca o con el pesto. Se trata de pasta fresca hecha a mano con harina y agua, muy fácil para preparar pero también muy sabrosa. Los taralli son otra delicia que no puedes perderte. Como plato principal, te sugerimos ordenar el asado de tripas de cordero a las brasas, el cordero con patatas o alguna receta de pescado frito, en sopa, al horno o al cartoccio. Prueba también los panzerotti, medias lunas de pasta frita rellenas de tomate y mozzarella. Cada familia tiene su propia receta para la masa y para el relleno. Están tan buenas que puedes encontrarlas en las panaderías en cualquier época del año. Para terminar la comida con algo dulce, lo mejor que puedes elegir son los pasticciotti, bolas de pasta rellenas de crema, y los mostaccioli con chocolate, mosto de uva y mermelada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here