Sábado 1 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Mundo
Benedicto XVI presentó su renuncia como máximo jerarca de la Iglesia Católica.
(Foto: Benedicto XVI presentó su renuncia como máximo jerarca de la Iglesia Católica.)
Lunes 11 de Febrero de 2013 - 05:44 PM

Benedicto XVI, un Papa desgastado por los escándalos de la Iglesia: analistas

Según los analistas el Papa Benedicto XVI se caracterizó por su posición conservadora y protectora de la ortodoxia de la Iglesia Católica y por tener que afrontar una etapa de "escándalos" que habrían influido en su renuncia.

Gran sorpresa causó en el mundo la decisión anunciada por el papa Benedicto XVI de renunciar al máximo cargo de la Iglesia Católica, después de ocho años de un papado cargado de “escándalos” y dificultades en el seno del Vaticano, situación que habría influido en su dimisión, según los analistas.

El doctor en Teología de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, Diego Agudelo, aseguró que la renuncia del Papa Benedicto XVI es ante todo un acto de honestidad y valentía al reconocer sus limitaciones para ejercer su papel de líder de la Iglesia Católica y reconocer que el final de su ministerio es humano, pero la voluntad de la Iglesia perdura.

“Primero está la Iglesia, la misión y la Fe, por encima del deseo de protagonismo y poder que solemos tener todos los seres humanos; fue un acto de tenacidad al reconocer que la Iglesia es la que está en juego”, afirmó Agudelo.

El catedrático explicó que su renuncia es como “un valdado de agua fría” para el ministerio, porque desde 1425 no se presentaba una abdicación, pero que un relevo de Pontífice, no significa un cambio de directrices de la Iglesia y siempre es una oportunidad de cambio y esperanza.

Al respecto, el doctor en derecho canónico y profesor de la Universidad de la Sabana, Hernán Olano, expresó que la actuación de Benedicto XVI fue ante todo una muestra de humildad y desapego del poder en lo cargos perpetuos y advirtió que no habrá muchos cambios con su sucesor.

“Pasan las personas pero no las instituciones; la Iglesia ya está muy actualizada en sus directrices basadas en las sagradas escrituras y se avanzará en el campo de la ciencia, donde el Sumo Pontífice aportó de gran manera en el manejo de las nuevas tecnologías y la biomédica".

En cuanto a las razones de la renuncia, el profesor en Filosofía y Teología, Diego Agudelo, explicó que los escándalos de abusos sexuales y la traición de uno de sus colaboradores más cercanos, quien filtró documentos papales, pudieron influir en el desgaste que llevó a Joseph Ratzinger a dimitir de forma inesperada para algunos.

“Las distintas acusaciones y embates que tuvo que soportar el Papa como símbolo mayor de la institución, tiene que haberlo desgastado anímica y emocionalmente. A él le tocó asumir toda el 'agua sucia' por los pecados que la Iglesia ha cometido por muchos años”, aseveró el docente.

Posición similar adoptó el arzobispo de Cali, Monseñor Darío de Jesús Monsalve, quien cree que Benedicto XVI asumió una difícil situación interna en la Iglesia, y esto para “un pontífice enfermo desde el momento de su elección”, demuestra su vigor espiritual.

“A Benedicto le tocaron momentos muy difíciles y turbulentos, sobre todo por los escándalos de pederastia y las decisiones que tuvo que asumir frente al Islam y la violencia generada desde otras religiones”, expresó el clérigo.

Por el contrario, el doctor Hernán Olano aseguró que, al asumir el cargo de máximo jerarca de la Iglesia, “el Papa sabe que va a cargar con la cruz más grande”, por lo que considera que “este fue uno de los menores problemas”.

El legado
El Papa Benedicto XVI, quien tuvo que cargar con el peso de suceder a uno de los pontífices más carismáticos de la historia como fue Juan Pablo II, se caracterizó por su posición conservadora y protectora de la ortodoxia de la Iglesia Católica.

Según Olano, era difícil ocupar ese lugar por el largo pontificado de Juan Pablo II, ya que “la mayoría de las personas adultas no conocían otro Papa, por lo que se dificultaba que le tomaran cariño” a Benedicto XVI.

Además, indicó que Benedicto XVI fue el gran teólogo del Siglo XX y lo describió como el “rescatista de la teología y las doctrinas fundamentales”.
Monseñor Monsalve indicó que el mayor legado del Papa número 265 fue que se mostró como “un maestro de la Fe, un gran teólogo y escritor, dejando una herencia de equilibrio y sencillez”.

Por su parte, Diego Agudelo afirmó que Benedicto XVI fue un Papa protagonista, pero “no para los medios”, sino que intentó rescatar la unidad de la Iglesia desde adentro y no desde afuera.

“Él le dio orden a la Iglesia, recuperando sus fuentes y tradiciones como son: la palabra, la tradición y el magisterio”, indicó el también docente de Historia.

Publicada por
Colprensa
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitter
Inicie sesión o regístrese para enviar comentarios

Todos los derechos reservados Comunicadores del Risaralda S.A. - 2014 - Pereira - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.