En el mundo existen muchas personas amantes del oficio de la jardinería. Ellos colocan todo el entusiasmo y el conocimiento que han logrado acumular para obtener algunos objetivos. Si eres de este grupo, atento con estos datos que seguro te interesarán.

 A la hora de trabajar la jardinería, es importante advertir que no sólo se orienta al cuidado del césped y riego de las plantas, sino que va mucho más allá. La jardinería también busca el conocimiento sobre la siembra de plantas que generan frutos y los animales que hacen vida dentro de este entorno.

 Entonces, vale la pena disponer de toda la información que sea posible sobre esta materia para sacarle provecho a esta actividad. Si tienes un terreno bastante extenso, quizás la siembra sea de tu interés y una de las mejores formas es avanzando con las sweet potato plants.

 Muchos conocen esta especie como patata dulce o boniato y es una especie bastante noble, tanto en su siembra y cuidado, como en las posibles formas que tenemos de utilizarlas en la cocina. Y una de las formas más fáciles de acceder a plantas de buena calidad, es adquiriéndolas de agricultores que tengan experiencia en el área.

 Eso sí, hay que tener muy presente que este tipo de planta no se da durante el año por una cuestión lógica de clima y temperatura, por lo que, lo más lógico es encontrarlas disponibles en viveros entre los meses de marzo a junio. Las plantes de patate douce también se pueden presentar en distintas especies y es bueno que el practicante de la jardinería sepa diferenciarlas. Éstas son:

  • Beauregard: se trata de piezas cuyo exterior es de color naranja. Para su correcta siembra se necesita un período de 4 meses. Esta especie tiene una textura suave.
  • California: ésta es la versión más popular y tiene un tiempo de siembra de 5 meses. En cuanto al color, es también naranja, que varía del brillante en el interior al suave en el exterior.
  • Israelitas: en este caso, la patata israelita necesita sólo de 3 meses de tiempo de siembra. En este caso, su interior es naranja pero su exterior es morado. Pese a formar parte de esta gran familia, tiene poco interés comercial.

 Cuidado con los insectos

 Si hay una verdad que a muchas personas les mortifica a la hora de ingresar en el mundo de la jardinería es el contacto con los insectos. Y es que es un hecho, que a éstos les encantan las zonas verdes, con algún tipo de humedad, donde puedan vivir libremente. El problema es cuando nos encontramos con cierto tipo de especies como las avispas asiáticas.

 Estas especies prefieren vivir en jardines y tienen una dispersión muy rápida. Sin embargo, hasta ahora no se les ha encontrado ningún tipo de utilidad, pero aún así está protegida por los intereses de la Unión Europea. Esto no quiere decir que si se encuentra un nido en casa no lo pueda destruir, sino que será mejor seguir el procedimiento adecuado para evitar accidentes.

 Lo más habitual es la aplicación de insecticidas por un profesional, pero también se puede realizar durante la noche, la captura del nido, con una bolsa especial para destruirlo después. En ambos casos hay que tener mucho cuidado.

Zonas donde no es posible sembrar

Si tienes en casa zonas dónde no te sea posible sembrar pero que igual te gustaría disponer de un césped verde y brillante, una de las mejores alternativas en la actualidad, es el cesped artificial. Aunque parezca un tanto contradictorio cuando hablamos de jardinería, la realidad es que es una versión muy amigable con el medioambiente y cuyo mantenimiento es de bajo coste.

Este tipo de césped se puede instalar en cualquier sitio con facilidad y tiene la propiedad de no necesitar riego ni poda. Además, tiene una buena capacidad de drenaje para los días de más lluvia.

No cabe duda de que la jardinería es un arte que demanda conocimientos, tiempo y esfuerzo, pero si es lo tuyo, lo mejor que puedes hacer es practicarlo de la mejor manera que te sea posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here