Las alpargatas, son un calzado tradicional muy conocido en diferentes partes del mundo. Se caracteriza por ser una prenda cómoda y ligera, ideal para los meses de más calor. En España, las alpargatas cuentan con más de seis siglos de historia, algo que hoy se puede ver reflejado en una gran oferta de zapatos de este tipo, de producción nacional, gran calidad y acompañados de diseños únicos.

Así, se han convertido en una de las prendas favoritas para el verano, especialmente entre los más pequeños. En este sentido, las alpargatas y sandalias infantiles son un zapato diseñado especialmente para ellos, y es que no hay duda que son garantía de confort y transpirabilidad además de conjuntar con cualquier outfit veraniego.

Un calzado cómodo y versátil

Las alpargatas y sandalias infantiles están hechas a la medida de los niños y sus necesidades en cuanto a movimiento. Así, es posible encontrarlas en todas las tallas y en materiales pensados en la delicada piel de los pequeños.

Lona, piel, ante y algodón, entre otros materiales, suelen ser los de mayor confección de las alpargatas. En consecuencia, el zapato se adapta a la forma del pie sin causar fricción ni lesiones por el roce.

De acuerdo con esto, su uso es apropiado para cualquier actividad. Desde dar un paseo, asistir a una fiesta o simplemente para las tareas propias del día a día. Las alpargatas pueden calzarse durante gran cantidad de horas sin incomodar o lastimar el pie.

Por otra parte, aunque es posible encontrar modelos con cordones, la mayoría no llevan. Esto las convierte en el zapato ideal para los niños más pequeños que aún no saben hacer lazadas.

Pies frescos todo el día

Debido al diseño abierto y las telas seleccionadas para su fabricación, las alpargatas infantiles, permiten una gran transpiración del pie. Este es un aspecto muy importante, dado que niños y adolescentes suelen sudar más que los adultos. Especialmente cuando están en una edad en la que no paran de moverse, favoreciendo la transpiración y evitando la consecuente aparición de hongos, malos olores y otras molestias.

No obstante, el uso de alpargatas garantiza pies frescos, libres de sudoración y los problemas mencionados. Incluso si las usa durante todo el día.

Zapatos seguros y fiables

Un calzado seguro, es aquel que otorga libertad al niño para jugar sin temor a resbalar y caer por culpa de un mal calzado. Asimismo, debe ajustarse lo suficiente para no salirse del pie, pero no tanto como para llegar a molestar o entorpecer los pasos del pequeño. Pues, bajo cualquiera de estas circunstancias el niño se vuelve propenso a malas posturas con los pies e incluso a presentar molestias en las piernas y la espalda.

Por ello, lo ideal es optar por zapatos antideslizantes, como es el caso de las alpargatas. Si antiguamente, este calzado venía acompañado de taloneras de esparto, en la actualidad son fabricadas con talonera de yute flexible, reforzada con goma antideslizante.

Así, en todos sus modelos se mantiene sujeto al pie. En el caso, de las alpargatas valencianas por medio de cierres de hebilla o cintas de lazo. Mientras que las blucher ofrecen un cómodo y ajustado diseño más cerrado.

Por su parte, las alpargatas clásicas son igual de frescas que las sandalias, con la característica de ser un calzado más ajustado que permite caminar con mayor destreza y comodidad. Además, cubren una mayor superficie del pie, aportando protección frente a los rayos solares.

De esta forma, el niño obtiene un zapato que se adapta a su pie, y le aporta seguridad y apoyo al caminar, correr o saltar.  

Calzado para cualquier ocasión

El buen clima estival, abre camino a todo tipo de actividades y eventos. Esto puede ser un dolor de cabeza para calzar a los pequeños. Pues, si no se elige los zapatos adecuados, el calor puede generar grandes molestias.

Por ello, surge el reto de conseguir un calzado cómodo, con un gran componente estético que permita incluso asistir a fiestas, bodas y comuniones. En este sentido, las alpargatas y sandalias infantiles son la mejor solución. Este calzado, se encuentra en diferentes colores y diseños. De esta forma, es fácil conseguir un par para cada ocasión. Por ejemplo, los modelos valencianos son perfectas para combinar con cualquier vestido veraniego. Por ello, son la opción más acertada para las niñas, combinando con diversos estilos.

En cambio, cuando la ocasión requiera de atuendos más casuales, lo ideal es apostar por las alpargatas tipo blucher. Estas combina la tradición de este calzado con un toque más actual y moderno.

Tanto en niños como niñas, las alpargatas son siempre una gran opción en cuanto a calzado. Ofrecen un estilo más informal, pudiendo combinar con cualquier tipo de ropa, tanto pantalón largo como corto, faldas, vestidos, cualquier elemento es fácilmente combinable con unas buenas alpargatas infantiles.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here