Las fresas, los arándanos, el ajo o el tomate son frutas y verduras con una alta composición de antioxidantes, que son compuestos esenciales para el buen estado de los organismos. Estos antioxidantes son compuestos que el cuerpo no sintetiza y necesita ingerirlos, de una u otra manera, para evitar el envejecimiento celular temprano.

Ante la falta de ingesta de estos alimentos por parte de algunas personas, o ante la necesidad de una mayor cantidad para mantener el cuerpo, existen productos como Antiox de Sotya. Sin embargo, ¿qué son los antioxidantes, dónde se encuentran y para qué sirven?

Compuestos antioxidantes, conjuntos vitamínicos y efectos sobre la salud

Los antioxidantes no se sintetizan de forma natural en el cuerpo humano, sino que las plantas los generan en sus partes. De esta manera, son esenciales para mantener las características organolépticas de los alimentos, protegiendo a la persona que posteriormente los ingiere. La magnitud de su importancia radica en su acción preventiva frente al desarrollo de múltiples enfermedades, como el ictus, el infarto de miocardio o el cáncer. Actúa, por lo tanto, como una barrera ante el estrés oxidativo y como una suerte de retraso natural de los procesos neurodegenerativos que sufre el cuerpo con el paso de los años.

¿Qué forma toman los antioxidantes dentro de los alimentos? Por un lado, los polifenoles, con una estructura química de múltiples OH (grupos hidroxilos) que son los máximos catalizadores de la actividad antioxidante. Se encuentran en la mayoría se grupos de frutas y verduras, así como en cereales, y también tienen acción antiinflamatoria y antibacteriana.

Además, están los carotenoides y las vitaminas de los grupos C y E. Los primeros constituyen los pigmentos que neutralizan los efectos negagivos que pudieran ocasionar las especies reactivas de oxígeno, componente esencial para el mantenimiento y la actuación de los radicales libres, que son contrarrestados por los antioxidantes. Son los responsables de mantener el sistema inmunitario, especialmente cuando, con el paso del tiempo, empieza a presentar deficiencias.

Las vitaminas son fundamentales para el correcto funcionamiento de los vasos sanguíneos, para el sistema inmunitario y tienen otras múltiples funciones. Sin embargo, es necesaria su ingesta diaria para mantener una buena salud.

Dónde encontrar antioxidantes

Los antioxidantes se encuentran, en mayor o menor medida, en frutas, verduras y jortalizas. No obstante, productos como Antioxidante de Vital Ballance también ayudan a ralentizar el envejecimiento celular y a suplir las carencias de antioxidante que la persona pueda tener.

Cada pieza o porción proporcionará distintas propiedades. El brócoli es una fuente de vitamina C, el tomate es rico en A y C, las alcachofas tienen vitamina E, las naranjas son una gran fuente de C, al igual que las fresas, así como las moras, por ejemplo, destacan por su capacidad antiinflamatoria, o los arándanos, que destacan por la presencia de polifenoles.

Un mínimo de 3 frutas diarias, la inclusión de las verduras en los platos más mundanos o un consumo equilibrado de las mismas son medidas necesarias para conseguir los nutrientes y compuestos que el cuerpo necesita para seguir en buen estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here