España como miembro de la unión europea, debe cumplir con una serie de acuerdos de cooperación en diversos sectores, tanto de economía, industria, comercio, educación y medio ambiente, entre otros.

Uno de esos acuerdos es el relacionado con la definición de políticas para reducir las emisiones de gases nocivos a la atmósfera con el fin de controlar los efectos del cambio climático.

¿De qué trata el certificado energético?

Una de esas políticas es la exigencia al sector inmobiliario y de construcción de la emisión de un certificado de eficiencia energética en la que se pueda ver claramente si la propiedad usa de manera óptima y racional, la energía a través de ciertas escalas que determinan su nomenclatura.

Para poder obtener este certificado, cada contratista o propietario deberá someterse a una revisión especializada de la propiedad donde recibirá la certificación y las respectivas recomendaciones.

Función del certificado energético

La exigencia del certificado energético emana del Real decreto 47/3007 que establece un procedimiento para certificar a los edificios y propiedades con respecto a su eficiencia energética.

Esto se debe a que más del 40 % del consumo de energía en las ciudades provienen de este tipo de construcciones, por lo que se busca regular el consumo en pro de la utilización prudente de la energía.

De esta forma el registro certificado energetico andalucia establece una metodología técnica que realiza los cálculos necesarios para definir los parámetros óptimos para un consumo energético eficiente.

El objetivo de este certificado es controlar el consumo de energía para contribuir con la reducción de las emisiones de dióxido de carbono a través de recomendaciones para el uso de esta, haciendo un correcto mantenimiento de equipos eléctricos como calderas o aires acondicionados.

¿Dónde se utiliza este tipo de certificado?

Según el decreto real, el certificado energetico andaluz se emplea en primer lugar en las construcciones nuevas y después en aquellas construcciones que pasarán por modificaciones, reformas o rehabilitaciones con una superficie mayor a mil metros cuadrados.

Pasos para obtener la certificación energética

Debido a su carácter técnico, la mejor forma de obtener un certificado energético es apoyándose en una firma especializada que tramite los pasos idóneos para lograr este registro y cumplir con las recomendaciones exigidas por los organismo de control ambiental del estado.

La empresa contratada enviará a un técnico que realizará una evaluación del edificio para recopilar los datos necesarios y levantar un informe en el que aparezca la calificación para el certificado de eficiencia energetica de este.

Este tipo de calificación de eficiencia energética es el reflejo cuantitativo del consumo energético sugerido para satisfacer la demanda de energía de un edificio dentro de los parámetros normales, de acuerdo a espacio y ocupación.

La calificación expedida por un certificado energético está clasificada de la siguiente forma:

  • Letra A en verde oscuro: la máxima eficiencia energética.
  • Letra B en verde claro: todavía posee una eficiencia.
  • Letra C en verde muy claro llegando a amarillento: es eficiente pero no tanto como las anteriores.
  • Letra D  de color amarillo: es una eficiencia estándar.
  • Letra E de color anaranjado claro: refleja que la propiedad tiene un grado de eficiencia energética bajo.
  • Letra F totalmente naranja: ineficiencia energética.
  • Letra G en rojo: ausencia total de eficiencia energética.

Otras edificaciones excluidas del certificado energetico son aquellos edificios aislados con una utilidad de su espacio menor a 50 metros cuadrados o edificios con sencillez técnica y con escasa construcción que no estén destinados para residencia, de poca altura y que no pongan en riesgo la seguridad de las personas.

Una vez que se obtiene el certificado energético, el mismo tendrá impreso la siguiente información, como nombre del edificio, información sobre la normativa de la empresa, opción de la calificación elegida, descripción de las características energéticas del edificio y calificación impresa en la etiqueta energética.

El certificado de eficiencia energética tiene una validez legal de 10 años y cada comunidad autónoma definirá sus procedimientos para obtenerlo, renovarlo o actualizarlo. Cada comunidad y propietario de edificio será responsable de este trámite mientras la propiedad se encuentre en funcionamiento.

Certificado energético: una herramienta para optimizar el consumo eficiente de energía
5 (100%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here