La cefalea o dolor de cabeza, se produce cuando experimentamos molestia o sensación de dolor en una o varias zonas de la cabeza; pudiendo ser sutil o muy fuerte de tipo migraña. Generalmente, el dolor de cabeza leve, es producto de algún golpe, rigidez muscular del cuello, estrés, entre otros. Aprende cómo aliviar el dolor de cabeza.

¿Cefalea o migraña?

Cuando se trata de una migraña, el dolor es más intenso y fuerte; a tal punto que puede haber náuseas, irritabilidad a la luz y cualquier sonido o visión borrosa. Por otro lado, también el dolor de cabeza puede estar vinculado con alguna enfermedad; y en caso de que sean continuos y muy fuertes, es mejor ir al médico o algún centro de salud.

Causas y tips para aliviar el dolor de cabeza

Hoy en día, gracias al ritmo tan acelerado que llevamos en nuestra rutina diaria, es factible que en algún momento tengamos esa molestia. No por ello tomaremos constantemente medicamentos para aliviarlo; ya que a la larga puede tener efectos adversos.

A veces con algo tan sencillo como hacer ciertos ajustes en tus actividades cotidianas te favorece, como relajarte u otros métodos variados, inclusive naturales; esto influye positivamente en que disminuya el dolor de cabeza, sin tener que usar fármacos.

Una sugerencia práctica que ayudará a mitigar o aminorar el dolor de cabeza sin tomar medicina es colocarte una compresa fría o una toalla húmeda en la frente durante un rato; será más efectivo si te acuestas y cierras los ojos.

Igualmente, puedes probar con un suave masaje en las áreas de la frente, detrás de la cabeza y las sienes; realizando pequeños movimientos circulares con tus dedos sobre dichas zonas, haciendo una leve presión. Los ejercicios de respiración te ayudarán a mejorar el dolor de cabeza; simplemente inhala aire suavemente por la nariz y lentamente vas exhalando por la boca.

Otros métodos que alivian el dolor de cabeza sin medicamentos

Realizar una caminata al aire libre, combinándola con trote y cambios de velocidad favorecen a relajar la tensión del cuerpo y por ende a disminuir la cefalea; pues como esta es una actividad anaeróbica, contribuye a reducir el dolor de cabeza.

Otra alternativa es darte una ducha relajante, para refrescarte y de ese modo reducir un poco ese molesto dolor de cabeza, en caso de que esté vinculado a estrés, fatiga o tensión muscular en zona del cuello y hombros; causando presión en los nervios y esto a su vez causa esa cefalea tan incómoda.

Por otro lado, la aromaterapia puede contribuir en el alivio del dolor de cabeza, si quieres evitar tomar algún analgésico; con el uso de la menta, romero, clavos de olor y lavanda a través de inciensos o aceite aromáticos. Existen aceites para masajes con estas fragancias que puedes incorporarlos en un masaje suave en las áreas de la frente, sienes, detrás de la orejas y cuello.

Adicionalmente, ciertas especies tienen propiedades analgésicas, que ayudan a aminorar el dolor de cabeza. Tal es el caso del jengibre; este lo puedes usar en infusiones o en caramelos; al igual que la canela, un té caliente te ayudará en gran medida.

Experimentar actividades como el yoga o pilates resulta también una buena opción; ya que en ocasiones las posturas incorrectas propician dolores de cabeza, y con este tipo de actividades corriges posturas viciosas, practicas la respiración, te relajas y disfrutas; facilitando que mejoren las cefaleas.

Recuerda siempre no exponerte de manera prolongada al sol, usa gorra o sombrero y lentes de sol; sobre todo si padeces de migrañas, puesto que es un detonante. Date un tiempo para una pequeña siesta, verás que te aliviará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here