Cuando pensamos en decoración, resulta inevitable visualizar habitaciones como el salón, la cocina, dormitorios y cuartos de baño; no obstante, hay zonas críticas, como el recibidor, que se suelen olvidar, cuando son precisamente las que marcan la diferencia entre un hogar de revista y otro que no lo es tanto. A continuación, descubriremos cuáles son los factores a tener en cuenta para sacarle el máximo partido a tu recibidor y que, de este modo, tu casa gane en funcionalidad y estética.

Enfocándonos hacia la decoración de tu recibidor

El recibidor. Ese espacio que suele caer en el olvido fácilmente, pero que en realidad no deja de ser el más importante, dado que es el primer departamento que se ve nada más cruzar el umbral de la puerta.

Tanto por exceso, como ausencia de muebles, un recibidor puede desaliñar el valor estético de una casa entera, por lo que resulta imprescindible dominar los secretos de decoración que te presento para no sólo aportar estilo, sino, además, obtener utilidad a partir de espacios bien aprovechados:

  • Primero, exploraremos qué tipo de recibidor
  • En función de las proporciones y disposición, te recomendaré qué tipo de decoración te puede interesar más.
  • Por último, te revelaré algunos infalibles para que saques provecho a todos los rincones olvidados de tu hogar.

¿Preparada? ¡Toma nota!

¿Qué tipo de recibidor tienes?

Quizás esta debería ser la primera pregunta que te realices antes de mirar cualquier catálogo de decoración, puesto que los recibidores pueden ir desde una habitación amplia que dirige al pasillo, hasta, directamente, no existir, siendo el propio salón el recibidor.

En función de la amplitud con la que se cuente y la disposición dentro del plano de la casa, será más conveniente un tipo u otro de pintura, de muebles e incluso de plantas, pero no desesperes, ya que gracias a las nuevas tecnologías es posible adquirir decoración adaptada a las características de todo tipo de recibidores online, lo cual, como estarás pensando, facilita muchísimo las cosas.

¿Qué decoración escoger?

Comenzando por los apartamentos, que son los que seguramente tengan más complicación, ya que muchos dan a parar directamente al salón, hay dos opciones:

  • Si la puerta de la entrada es esquinera, se puede colocar un biombo o una mueble escalera, con el fin de crear un falso pasillo. El mueble escalera suele ser la opción predilecta, puesto que no genera tanto agobio y, además, permite colocar algún cuadro, jarrón con flores o, incluso, un plato para colocar las llaves. Y, gracias a sus cajones, añade un nuevo lugar para guardar manteles, carpetas o bolsas.
  • Si la puerta da a la mitad del salón, cosa que no suele pasar, pero en algunas construcciones ocurre, una opción es colocar muebles recibidores no muy grandes a ambos lados de la puerta, de modo que se genera un equilibrio y simetría, así como una falsa sensación de entrada al aportar un ligero sobresaliente con respecto a la puerta.

Si las proporciones son moderadas, del tipo, abres la puerta y encuentras un pasillo, te recomiendo que te aferres al concepto de menos es más, de modo que aproveches bien los laterales, pero sin obstaculizar el paso.

Como puedes comparar en ambas fotos, es conveniente dejar un camino para poder pasar fácilmente. Del mismo modo, que, en función del espacio total de la casa o el piso, resultará interesante aprovechar más o menos está porción de espacio. Mientras el resultado final sea armonioso y evoque bienestar, todo vale.

Personalmente, te recomiendo que, si tu recibidor es estrecho, optes por paredes blancas y añadas un espejo vertical alto, ya que eso aportará profundidad y una falsa ilusión de amplitud. Además de otorgarte ese último vistazo antes de salir de casa.

Con respecto a los recibidores grandes y amplios, no sabría decir si son lo mejor o lo peor, ya que los anteriores ganan mucho con pequeños detalles, pero esta categoría suele provocar dolores de cabeza como mínimo. Así que, reitero lo que te venía diciendo, ¡funcionalidad!

No queremos elementos grandes como un sofá, porque tu casa no es una sala de espera, ni mucho menos. Mi recomendación es la siguiente:

  • Tienes espacio de sobra, así que no le temas a los muebles recibidores Si sabes elegir el correcto puedes lograr un efecto sumamente elegante.
  • Elementos diferenciales como un banquito para cambiarte los zapatos, una estantería bien amueblada o una planta alta de interior, dan ese toque acogedor que se suele perder con tanta amplitud.
  • Para disminuir visualmente las proporciones de la habitación, apuesta por una alfombra, cuadros, un perchero de pie o un paragüero.

decoracion interiores

Como puedes ver, las posibilidades son ilimitadas y en función de tu gusto puedes adaptar la decoración de un modo u otro. Recuerda que, colores fuertes y elementos grandes restan espacio, mientras que las tonalidades claras, los elementos pequeños y menos texturizados aportan amplitud.

Extrapolando estos consejos a todo tipo de decoraciones

Como te decía desde un principio, no se trata sólo del recibidor, sino de cualquier habitación o espacio que por sus medidas o disposición pueda quedar relegada de la tendencia decorativa de tu hogar.

Has podido comprobar cómo hasta aquellos espacios más minúsculos pueden lucir bien y ser aprovechados para desahogar otras estancias de tu hogar, así que, ahora que conoces estos secretos, no dudes en darle un lavado de cara a tu hogar y amueblarlo como a ti verdaderamente te gusta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here