Hoy en día y debido al estrés y presión que tenemos, es necesario hacer alguna actividad que nos permita drenar. Es necesario que liberemos endorfinas, que  podamos escapar algunos minutos de la presión, angustia y sintamos paz, armonía y quietud. Esto nos permitirá pensar y actuar debidamente. En este post, te mostraremos cómo puedes aprender a meditar. Verás que en pocos días notarás los cambios, en tu cuerpo y mente.

Aprende a Meditar

¿Qué es Meditar?

Cuando hacemos un trabajo de entrenar la mente para inducirla a la relajación o a un estado de quietud y paz, estamos hablando de meditar. La meditación  nos ayuda a la concentración, a enfocarnos en lograr un estado de tranquilidad que nos transmite armonía y equilibrio mental.

Es también considerada una especie de ejercicio mental para regular la mente y por ende dominar las emociones. Por ser una práctica milenaria, es un ejercicio imprescindible en muchas culturas. A medida que nuestra mente esté concentrada en situaciones positivas, nuestro cuerpo lo notará. El cuerpo se relaja, se siente liviano incluso, aumenta tu sistema inmune por producir mayor cantidad de endorfinas. Por ello, el meditar hoy en día se hace fundamental; sobre todo para superar situaciones de estrés y presión.

¿Por qué Meditar?

Son muchas las razones por las cuales tenemos que meditar. A continuación te vamos a mencionar algunas de las tantas ventajas que tiene el meditar:

  • Disminuye la producción de hormonas como el cortisol y adrenalina. Esto hace que baje el estrés y la angustia.
  • Baja la presión arterial e hipertensión.
  • El oxígeno que entra en nuestro cuerpo es usado de manera más eficiente y es aprovechado de forma más beneficiosa.
  • Puede disminuir significativamente los niveles de colesterol.
  • Aumento de producción de la hormona DHEA, (antienvejecimiento).
  • Puedes lograr un sueño reparador. Tu cerebro estará más descansado y relajado y esto te puede llevar a tener sueños profundos.
  • Mejora la capacidad de concentración y atención.

Pasos para Aprender a Meditar

Debes buscar el momento idóneo; así logras mayor concentración y vas perfeccionando tu concentración. En la medida que medites, lograrás concentrarte más y hacer las posturas de forma idónea.

1.- Ropa cómoda: Nada de zapatos ni ropas apretadas. Para meditar, es fundamental esta con ropa cómoda, holgada, que tu cuerpo esté cómodo sin presiones ni ataduras de ningún tipo.

2.- Lugar tranquilo: Para meditar, tienes que estar en un sitio tranquilo, en silencio. Esto es sumamente importante, sobre todo los primeros días; ya que cuando aprendemos a meditar, al principio nos distraemos. Por tanto, es necesario que para meditar, busques un sitio silencioso. Puede ser tu habitación, la sala de tu casa o un parque al aire libre, sin mucha gente.

3.- Postura adecuada: Es fundamental adoptar la posición correcta. Debes estar en el suelo con la espalda recta, las piernas cruzadas o con la postura de loto. Hay personas que también pueden acostarse en el suelo con los brazos y piernas estiradas. Otras prefieren sentarse en una silla con la espalda recta y los brazos encima de las piernas.

4.- Objeto como centro de concentración: Concéntrate en un objeto, puedes concentrarte en tu propia respiración. Más adelante, puedes concentrar tu meditación en las distintas partes de tu cuerpo o escucha sonidos como las olas del mar, un río, la lluvia.

5.- Tus pensamientos: Acéptalos y sigue; cuando meditas, vienen situaciones y problemas que nos aquejan. Es necesario que las aceptemos y los podamos ver de forma positiva durante la meditación. Lo importante es estar concentrados en nuestro objeto de concentración. Si aparecen estos pensamientos o problemas, hay que asumirlos y seguir concentrados.

6.- Tiempo de meditación: Al principio, usa uno o cinco minutos para meditar. Luego aumenta progresivamente la cantidad de tiempo, hasta llegar a media hora diariamente.

¿Cómo Aprender a Meditar?
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here