Todos lo hemos visto en películas, series, o incluso en la casa de algún conocido o familiar. Ya sea organizando un taller de carpintería, de mecánica, o incluso un pequeño estudio musical, la realidad es que los garajes suelen tener espacio para mucho más que un coche, y éste es un espacio que nos interesa aprovechar lo máximo posible.

Una vez decidamos abrirnos a las muchas posibilidades que nos ofrecerá el espacio de nuestro garaje, por limitado que pueda parecer, entenderemos que tendremos todo un mundo potencial inexplorado de posibilidades bajo nuestros pies.

Si no tenemos muy claro qué hacer o cómo hacerlo, a continuación hablaremos sobre las numerosas formas que hay de aprovechar un espacio reducido, así como de los principales recursos necesarios para hacer de éste, un lugar de trabajo o de ocio, digno de pasar horas en él.

La mejor forma de aprovechar el espacio

Si estamos hablando del espacio medio de un garaje se puede orientar de promedio que se puede disponer de unos veinte metros cuadrados, aproximadamente. Este espacio puede parecer demasiado reducido una vez le restamos el tamaño de un coche aparcado, con cuatro metros y medio de largo por dos de ancho, pero no nos debemos dejar engañar.

El truco está en los muebles empotrados, y en limitar la cantidad de espacio utilizado por las cajas, muebles tradicionales y las lámparas. Una buena forma de hacer esto es adquirir lámparas de techo, que no ocupan espacio de la pared ni del suelo e iluminan con un ángulo incluso mejor.

Existen todo tipo de lámparas de techo, pero las más populares para los garajes suelen ser las de estilo industrial por la estética que transmiten. Interesa también la adquisición de mesas y sillas plegables, pues en el caso de que se quiera sacar el coche para tener más espacio a la hora de trabajar siempre será posible desplegarlas y así disponer de una buena superficie de trabajo.

Mecánica y carpintería van de la mano

Si se ha decidido organizar el garaje para convertirlo en un taller, seguro que alegrará saber que en este apartado es muy sencillo tachar recursos de dos áreas distintas a la vez. Esto es debido a que tanto la mecánica como la carpintería comparten el uso de ciertas herramientas.

Si se pretende centrar más en el apartado de la carpintería, las herramientas principales serán brocas, taladros, sierras de mano y sierras de cinta. Estas últimas son conocidas por tener grandes estructuras metálicas que pueden chocar un poco con el objetivo de aprovechar todo lo posible el tamaño. 

Por suerte, existen muchas sierras de cinta de un tamaño bastante reducido, y que además, son más manejables. Las sierras de cinta o sierras, son muy importantes para cualquier proyecto de carpintería mínimamente complejo, dado que pueden cortar madera de gran tamaño con facilidad y precisión.

Para la mecánica, bastará con un conocimiento en profundidad del funcionamiento interno de un vehículo motorizado, o incluso de un motor. Las herramientas son básicamente las mismas que las de un taller de carpintería, con la excepción de un soldador, herramienta esencial en el almacén de cualquier mecánico.

El almacenamiento es un factor mucho más importante en el caso de la mecánica. Esto se debe a que hay que guardar muchas más piezas de recambio y otros productos, como aceites, anticongelantes, etcétera.

Los primeros pasos para montar una banda

Puede que en lugar de trabajo manual se haya decidido por aprovechar el espacio del garaje y su acústica, que suele ser bastante buena en la mayoría de los casos, para comenzar a practicar nuestras habilidades musicales.

Si éste es el caso, alegrará saber que ni los instrumentos ni el equipamiento musical necesario para esta clase de actividades es demasiado grande. Aunque el espacio probablemente no sea un problema (a no ser que se toque la batería), el ruido es otra historia. 

Si se tienen vecinos de la tercera edad o simplemente sensibles al sonido, puede que se quiera evitar tocar después de las once de la noche. Siempre será posible optar por insonorizar las paredes, un proceso sencillo pero con un precio algo elevado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here