¿Te ha sucedido alguna vez que al ponerte un pantalón, una falda, una chaqueta o al usar tu bolso preferido, la cremallera se abrió? A veces, cuando un cierre o cremallera se usa en exceso o si este es de material delicado como el plástico, es más fácil que se rompa o que con el tiempo el deslizador del mismo se abra; impidiendo que los dientes del cierre permanezcan unidos. Si este es el caso, mira lo que debes hacer para arreglar una cremallera rota.

Si la cremallera se abre después que pasa el deslizador

En este caso lleva el deslizador hasta la base de la cremallera. Toma un alicate pequeño o una pinza y aprieta ambos lados del deslizador. No aprietes mucho porque si no, quedará imposibilitado para deslizar y cumplir su función de subir y bajar. Aprieta un poco y prueba y repite hasta que la cremallera cierre sin problema y los dientes no se abran.

Cómo arreglar una cremallera rota si el deslizador se sale

Si esto se da es porque el cierre perdió el tope, el arreglo es sencillo. Introduce de nuevo el deslizador en el cierre y llevarlo a su lugar. Si perdió los dientecitos superiores que hacen tope, haz unas puntadas con hilo grueso en las puntas superiores que sustituyan ese tope y listo. No se volverá a salir el deslizador.

Si es el tope inferior el que se perdió, hay unos que venden comercialmente y sólo tienes que colocarlo y apretarlo con unas pinzas o tenazas. Otra alternativa es coserle un pedacito de tela fuerte allí, de modo que sustituya a ese tope que se perdió. Si el cierre es de nylon bastará darle unas puntadas con hilo grueso del mismo color del cierre para sustituir el tope perdido.

Otra alternativa para cuando se sale el deslizador

Si no es por pérdida del tope que se salió el deslizador, entonces haz un pequeño piquete entre los 2 dientes superiores del lado que se salió, e introduce por allí el deslizador. Llévalo hasta la parte inferior para emparejar ambos lados del cierre; y luego cose el corte que hiciste para que no se vuelva a salir por allí.

Aprieta ambos lados del deslizador y prueba que corra bien por precaución para que no se salga de nuevo. Es decir, que quede bien ajustado.

Arreglar una cremallera rota si el deslizador se tranca

Esto por lo general ocurre por falta de lubricación. Entonces la solución es fácil. Pásale una vela por los dientes y corre el deslizador arriba y abajo y ¡listo!; La cera de la vela hace maravillas. O también puedes ponerle un poquito de vaselina, este es un excelente lubricante para tu cierre.

Si te surgen otros imprevistos con tu cremallera

A veces sucede que al sentarte notas que tu cierre se abre solo. Esto pasa porque la patica que frena el deslizador se ha roto. Mientras llegas a tu casa, sube el deslizador hasta el tope de arriba, coloca un pedacito de papel en la parte de abajo del deslizador y bájalo un poquito de modo que muerda el papel y se tranque. Y listo, saliste de esta emergencia.

Arreglar una cremallera rota

Se salió o se rompió el gancho del deslizador

Esto es pan comido, puedes optar por sustituirlo con un clip; así podrás subir y bajar el cierre tranquilo(a).

Como habrás podido ver, te hemos brindado sugerencias muy sencillas y, lo más importante en estos tiempos críticos, económicas. Así no pagarás por el cambio de una cremallera de buenas a primeras y le alargarás la vida a la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here