La sala de estar es una de las estancias de la casa que requieren de una decoración más cálida y acogedora. Tal y como su nombre indica, es una de las estancias en las que se va a pasar más tiempo, por lo que lo más recomendable es adaptarla al gusto y al estilo de cada uno. Un espacio confortable que invite siempre al ocio y al descanso.

Los expertos en decoración aseguran que no todo lo bonito ha de ser cómodo, lo ideal es tratar de conseguir una sala de estar que sea acogedora, cómoda y funcional. Para ello, nada mejor que combinar muebles, materiales y pintura de las paredes, con el objetivo de marcar el estilo más adecuado.

Los elementos del mobiliario

Los tableros de madera son la solución perfecta para crear un ambiente funcional. Se pueden colocar en las paredes, a juego con el mobiliario o provocando un contraste de colores oscuros y claros. Unos tableros que hagan la función de baldas o repisas para colocar adornos o de pequeñas estanterías para discos, libros, etcétera.

Lo ideal es que los muebles de la sala de estar sean pequeños o auxiliares. Un sillón o un pequeño sofá, una mesa y un mueble funcional pueden ser los principales elementos. Al tratarse de una sala dedicada al descanso y el ocio, se puede instalar allí una televisión o un aparato de música.

Ya que los muebles son sencillos, se pueden acompañar con pequeños elementos o accesorios un poco más llamativos. En este caso, se puede integrar en la sala de estar, una lámpara de pie, un espejo, una alfombra de pelo largo, etcétera.

También vienen muy bien las flores, sin recargar demasiado la habitación. Un centro de mesa con unas flores o un ramo sencillo pueden ser una buena alternativa. En este sentido, se puede comprar paniculata online en Artyflor, una especie en varios colores que es perfecta para bodas y comuniones, pero también para centros de mesa.

La decoración de las paredes

Las paredes deben adquirir colores neutros, aunque se pueden hacer pequeñas mezclas con colores más vivos. No obstante, no hay que recargar demasiado las paredes, tanto en lo que respecta al color como en la decoración. Un reloj, un cuadro, unas pegatinas de vinilo o un papel pintado pueden ser las mejores soluciones decorativas.

La pintura de las paredes irá también en función de las dimensiones de la sala de estar. Si es muy pequeña, lo ideal es utilizar el blanco o colores claros para dar una mayor sensación de amplitud. Pero, en definitiva, lo mejor siempre será dotar las paredes de colores que aporten el toque de serenidad que esta estancia solicita.

Una sala de estar como lugar de trabajo

A veces, la sala de estar se puede acondicionar como lugar de trabajo en el hogar. Para ello, nada mejor que acudir a Otech by Castilla diseño de interiores. Una empresa que tiene como principal objetivo crear espacios para impulsar las dotes profesionales de cada persona. Una manera de disfrutar de un espacio de trabajo funcional pero cómodo a la vez.

A este respecto, es importante que la sala cuente con una mesa y una silla adecuadas. Los muebles abiertos y cerrados para poder almacenar cosas son para tener en cuenta en este caso. También es preferible que la sala tenga fácil acceso a la luz natural, por lo que pueden instalarse unas cortinas o un estor de colores claros. Nada de cortinas gruesas que no dejen pasar la luz.

Una lámpara de pie de oficina o una lámpara para el rincón de la lectura pueden ser otros de los elementos a incluir. La iluminación artificial es muy importante en cualquier espacio de trabajo. Aquí se pueden integrar pequeñas luces o focos empotrados, así como tiras led sobre la repisa o alguna estantería.

Por último, está en franca tendencia, ir a la imprenta e imprimir carteles decorativos de diseño propio para colgar en las paredes. El auge de las imprentas online ha propiciado que desde la comodidad de casa se puedan encargar trabajos de impresión de todo tipo, tanto para el ámbito profesional como doméstico.

En definitiva, decorar la sala de estar de casa no es una tarea compleja. Un lugar que debe ser agradable, cálido y acogedor, pero que en ningún momento pierda su carácter funcional. De esta manera, se podría incluso adaptar tanto como zona de descanso y ocio, como de lugar de trabajo y estudio.

Estos pequeños trucos y consejos sólo pretenden aportar una idea de lo que debería ser una sala de estar cómoda y accesible.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here