El entorno de trabajo es fundamental para lograr un rendimiento adecuado. La decoración juega un papel muy importante en ello.

Cada vez son más las personas que tienen un despacho en algún rincón de su hogar, bien para desarrollar su trabajo todos los días, o como apoyo para determinadas tareas. En cualquier caso, el objetivo de este espacio de trabajo es lograr un buen rendimiento, y para eso es importante cuidar todos los detalles. Veamos algunos consejos de decoración que ayudarán a tener un entorno de trabajo cómodo y productivo, como los retratos a lápiz de www.sarasubirana.com.

La belleza de un retrato a lápiz

Nada como los trazos sutiles de un dibujo a lápiz para decorar un espacio de trabajo. Los trabajos de Sara Subirana destacan por su gran belleza, un estilo realista que garantiza el resultado que se busca. Sólo hay que escoger alguno de los bocetos que hay en su web, o enviar una fotografía para que la convierta en esa pequeña obra de arte a lápiz que quieres disfrutar en tu despacho.

Una mesa práctica y funcional

El eje central de todo despacho es, sin duda, la mesa de trabajo. En este lugar es donde se van a pasar varias horas todos los días, de modo que tiene que ser lo más funcional posible. Algunas labores se pueden realizar con una mesa convencional. Pero otras, como el diseño o la arquitectura, requieren un espacio que se pueda inclinar, para facilitar la labor.

Hay varias opciones para conseguir un tablero de trabajo que sea funcional y se adapte a cualquier tarea. Los nuevos diseños en mesas de dibujo artístico y técnico permiten elegir entre una mesa completa o incorporar un tablero abatible a una ya existente. El resultado es un espacio práctico que se adapta a las necesidades de cualquiera, sea simplemente para organizar documentos o para hacer más cómodas determinadas tareas que requieren tener un tablero inclinado, como las de delineación o pintura.

Detalles personalizados

Algo que siempre está bien cuando se trata de decorar es contar con piezas personalizadas que no tenga nadie más. En este sentido, se pueden encargar a la medida o hacerlas tú mismo si cuentas con la paciencia, el pulso y las herramientas necesarias.

 

Por ejemplo, puedes darle un toque exclusivo al mobiliario con un pirograbador o pirografo para madera y cuero. Es un instrumento bastante sencillo de utilizar, con el que puedes darle tu toque personal a tableros, mesas, muebles, marcos y cualquier otra cosa que se te ocurra. Puedes convertir una pieza sencilla en una obra de arte exclusiva, con un poco de tiempo y paciencia.

Un perchero, elegante y distinguido

Además de las paredes y el punto central que supone la mesa, puedes escoger algunos elementos complementarios para darle un toque más elegante a tu despacho. Como los percheros de pie, que son mucho más que un simple colgador. De hecho, se han convertido en una pieza bastante decorativa y funcional, que viste tanto una entrada como el despacho que nos ocupa en esta ocasión.

Este tipo de piezas son las que mejoran de forma significativa un espacio de trabajo, ya que la fusión entre decoración y funcionalidad aumenta el confort y hace sentirse más a gusto en el despacho. Y no hay duda de que un perchero moderno cumple a la perfección con estos dos conceptos.

Colores claros

Como norma general, los despachos suelen ser espacios de tamaño reducido, por lo que los tonos oscuros no son recomendables a la hora de decorar. Por supuesto, es cuestión de gustos. Pero si utilizas colores claros lograrás mayor luminosidad y sensación de amplitud, que te permitirán trabajar mucho más a gusto. Tanto si se trata de trabajos creativos como si son labores de oficina, nada como potenciar la iluminación natural. Además de reducir la factura de la luz, tus ojos seguro que te lo agradecerán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here