Pasear en safari crea muchas expectativas; se quiere ver a los animales de caza mayor (elefantes, leones, rinocerontes, leopardos y búfalos sudafricanos), pero uno de los mayores espectáculos de la fauna africana es contemplar las grandes migraciones anuales de manadas de ñúes, cebras, gacelas… ¡Un fenómeno digno de verse!

Claro, queremos hacer estas expediciones o viajes, no para acabar con esos animales que son parte de la gloriosa creación, sino dispararles con las cámaras fotográficas… eso si que dejará una huella perpetua en nuestra mente y corazón.

Safari para presenciar las migraciones anuales

Un paseo o excursión al Parque Nacional Masai Mara en el suroeste de Kenia y que se  se ubica en las llanuras del Serengeti, te dará la oportunidad de presenciar lo que pudiera ser una escena que va pasando. Este parque es un paisaje natural de colinas onduladas, árboles de acacia y, según la época del año, sabana de hierba verde. Abarca aproximadamente 1.800 Km2. Allí podrás ver además de los animales mayores, 95 especies diferentes de mamíferos y más de 450 especies de aves.

Alrededor del río Mara hay una población de hipopótamos y cocodrilos. También podrás ver a masais apacentando su ganado al lado mismo de las llanuras del parque; corriendo riesgos con los leones de Mara.

Lo mejor es madrugar, ya que los paseos de safari son breves y lo mejor es aprovechar las horas de luz del sol; y en las primeras horas matutinas verás las manadas de rumiantes en la llanura: gacelas de Thomson, de color pardo rojizo que menean su colita en círculo completo; los impalas, de aspecto elegante y cuyos machos por sus grandes cuernos en forma de lira y saltos prodigiosos y fluidos, hacen difícil que los grandes felinos los derriben. Sus saltos emocionan.

También veras caamas cuyas cornamentas son extrañas. También verás topis, gacelas de Grant, bellísimas jirafas, kobus, búfalos, jabalíes verrugosos y, lo más esperado: miles de ñúes y cebras en marcha por las vastas llanuras. Por lo general, de julio a septiembre, pueden verse a miles de ñúes en las llanuras de Mara; andando al paso o a la carrera, a menudo casi en fila india; moviéndose lentamente aparentemente siguiendo un líder. Marchan adelante, nada parece detenerlos.

Safaris en Uganda y Ruanda

Aunque Uganda está calificado como un país seguro, vale la pena que tomes precauciones; pues se ha sabido de casos de secuestro donde exigen rescate y a veces estas historias no han tenido un final feliz. Pero viajar a ver los últimos gorilas de montaña es todo un espectáculo hermoso.

Consejos para que disfrutes el paseo en safari

Si te ofrecen un viaje de “alquila tu propio vehículo 4×4 y haz tu propio safari”, te aconsejamos firmemente que no lo hagas; pues corres el riesgo de extraviarte y no se sabe cómo reaccionen algunos animales; y también hay personas peligrosas. Lo mejor es asesorarte con compañías reconocidas que planifiquen alojamientos, comidas, servicio de guías, etc. La idea es que disfrutes, no te arriesgues.

Te advertimos que debes estar dispuesto a madrugar o a acostarte muy tarde, ya que los animales cazadores están más activos en estas horas. O a veces hay que hacer largos recorridos para ver la fauna africana. Todo esto requiere sacrificios que pueden ser recompensados.

Finalmente lleva mucha paciencia y humildad en tu corazón, unos binoculares, una buena cámara, repelente para los insectos y sentido común para seguir los consejos de los guías; pues las mejores escenas no se ven cuando tú quieres, sino cuando los animales lo quieren. Además, los guías se combinan con el personal de los parques para buscar las mejores escenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here