El aire acondicionado ha pasado a ser un electrodoméstico imprescindible en el hogar pues combate el calor (hasta el frío), limpia el aire, combate malos olores y mantiene el ambiente fresco. Pero debemos saber escoger el mejor aire acondicionado que se adapte a las características de la estancia y nuestras necesidades.

En este artículo te despejaremos dudas como: cuál aire acondicionado comprar, tipos de aire que existen, qué es una frigoría y cómo calcular cuántas frigorías necesitas para una habitación.

Cuál aire acondicionado comprar

Como harás una inversión cuantiosa queremos que escojas uno que se ajuste a tus necesidades. Si vives alquilado o te prohíben poner el aparato en la fachada del inmueble, entonces te conviene un aire acondicionado portátil o de ventana. Si la estancia es amplia, entonces te conviene un aire Split.

Ve que los filtros del aparato sean de buena calidad y fácil manipulación para limpiarlos cada cierto tiempo; pues esto es imprescindible para alérgicos, asmáticos quienes quieren evitar malos olores.

La potencia y eficiencia energética del aparato detalla cuánto demora el equipo en alcanzar la temperatura deseada: Menos demora, menos consumo de energía. Esto está ligado a las frigorías y el tamaño de la habitación a enfriar.

El ruido es fundamental que no supere los 24 decibeles, sobre todo para dormir. Investiga cuáles son las mejores marcas del mercado que cumpla con los requisitos anteriores.

Tipos de aire acondicionado

  • De ventana: todos los componentes necesarios están en una caja. Esto ahorra espacio. Se coloca fácilmente: en un hueco en la pared o una ventana. Son modelos más antiguos pero pueden resultar muy útiles, por lo general solo enfrían.
  • Portátil: Es una caja compacta que contiene compresor, condensador, válvula de expansión y evaporador. Gracias a sus rueditas, puedes transportarlo a cualquier estancia de la casa. Es un poco más ruidoso, pero muy práctico.
  • Split o multisplit: consta de dos unidades separadas: una interna y mediante esta se obtiene la refrigeración en verano o el calor en invierno (contiene el evaporador, un ventilador, el filtro de aire y el control remoto); y la unidad exterior (contiene un compresor y un condensador). Ambas partes se comunican mediante tubos.

Para instalarlo requieres perforar la pared para conectar por tubos ambas unidades y desagüe para sacar los condensados. Esta instalación debe realizarla un experto; pues la unidad externa debe suspenderse en el exterior y podría ser riesgoso. El aire split ahorra energía, espacio, es más silencioso y puede refrescar una o más habitaciones a la vez.

Los splits más modernos tienen el sistema “inverter”: una bomba de calor que permite calentar los ambientes en invierno.

  • Central: se utiliza en edificios en que todas las oficinas deben ser acondicionadas. Tienen un compresor de gran capacidad que permite ahorrar dinero y energía. Necesitas instalar ductos, lo que requiere mucha obra.

Cómo calcular las frigorías necesarias

Las frigorías es la potencia de enfriamiento necesaria para absorber el calor ambiental. Los equipos la indican en frigorías, watts o BTU, por lo general los podemos encontrar entre 2.000 y 6.000 frigorías.

Fórmula

Esta es sencilla, necesitas saber cuántos metros cúbicos (m3)  o dimensión tiene la habitación y lo multiplicas por 50, el resultado: las frigorías que debe tener el equipo a elegir.

Si la habitación tiene 3 metros de alto (del piso al techo), 5 de ancho y 5 de largo: 3 x 5 x 5 = 75 m3 es la dimensión de la habitación.

75 m3 x 50 = 3.750 frigorías que necesitarás para climatizar tu habitación.

Esperamos haberte orientado bien en este artículo. Que tu compra sea exitosa y disfrutes de un clima agradable en tu estancia es nuestro sincero deseo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here