Hacer jabones caseros, o también llamados jabones naturales, es una opción económica y una aventura que disfrutarás; podrás probar con diferentes aromas, ingredientes y formas divertidas. Una de las opciones favoritas al momento de elaborarlos es hacer jabón de fresa.

Algunos de los beneficios del jabón de fresa es que esta fruta posee muchos nutrientes; estos la convierten en una aliada perfecta para incluir en tus rutinas y cuidados de belleza. La fresa te ayudará a obtener una apariencia saludable porque contiene antioxidantes como las vitaminas C y E, elementos esenciales para combatir el envejecimiento prematuro y prevenir las arrugas.

Usar fresas al hacer jabones es una excelente manera de beneficiar nuestra piel con sus muchas propiedades. Las fresas contienen la enzima ciclooxigenasa, un antiinflamatorio apropiado para aliviar las pieles con acn  ó dermatitis atópica. También poseen minerales como manganeso y potasio, que ayudan a que los antioxidantes actúen mejor sobre las células, evitando la resequedad de estas.

Ahora te obsequiaremos dos recetas para que aprendas paso tras paso cómo hacer jabón de fresa.

Aprende a hacer Jabón de Fresa

Cómo hacer Jabón de Fresa utilizando Jabón Neutro

Este jabón está indicado para todo tipo de piel, incluso las pieles sensibles y secas. Al realizar la receta obtendrás un producto excelente para uso diario.

Ingredientes

  • 150 gr de fresa.
  • 1 taza de agua.
  • 10 gotas de esencia de fresa.
  • 120 gr de jabón neutro.

Preparación

Limpia las fresas quitando tallos y hojas y córtalas en trozos muy pequeños. En una olla cocina en baño de María las fresas y la taza de agua, cocer hasta que las fresas se deshagan. Cuando las fresas se deshagan, apaga y deja enfriar un poco; luego cuela para obtener solamente la pulpa de las fresas, eliminando el exceso de agua.

A continuación, ralla el jabón neutro y mézclalo con la pulpa de fresa. Colócalos nuevamente a baño de María, ya que hacerlo directo en el fuego lo dañaría. Cuando la mezcla de pulpa y jabón estén bien integradas, retírala del fuego y agrega las gotas de esencia de fresa y mezcla suave y totalmente.

Vierte la mezcla anterior en los moldes para jabón que elegiste y deja que se enfríe y endurezca por dos días. Puedes colocarlos en cajitas o bolsitas individuales y decoradas a tu gusto. Una vez endurecidos los jabones ya puedes disfrutarlos.

Cómo hacer Jabón de Fresa utilizando Sosa Cáustica

Con esta receta obtendrás un jabón de fresa muy bueno para limpiar; pero debes proteger muy bien tus manos y cara al realizarlo, porque la sosa cáustica puede causar daños graves en la piel.

Ingredientes

  • 50 gr de fresas naturales o 30 gr de fresas deshidratadas.
  • 325 gr de aceite de oliva.
  • 22 gr de cera de abeja.
  • 95 gr de sosa caústica.
  • 175 ml de agua.
  • 10 gotas de esencia de fresas.

Elaboración

Si usas fresas naturales límpialas de hojas y tallos, si usas las deshidratadas hidrátalas en un poco de agua. Cualquiera de las fresas que elijas licúalas totalmente. Protégete bien y añade la sosa caústica a las fresas e integra bien la mezcla. En una olla calienta el agua a fuego lento, añade la cera, el aceite de oliva y mezcla hasta que la cera se deshaga y luego retírala del fuego.

Junta la mezcla de fresas con sosa caústica a la mezcla de cera y aceite y remueve durante treinta minutos, hasta integrar bien y que comience a cuajar. Antes de que cuaje completamente, añade las gotas de esencia y remueve; vierte la mezcla en los moldes que hayas elegido, tápalos con un paño y déjalo reposar por dos semanas antes de usar el jabón de fresa.

Cómo hacer Jabón de Fresa
¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here