Una excelente forma de mantener nuestras defensas en óptimas condiciones es consumiendo con frecuencia mandarinas, pues aportan a nuestro cuerpo vitaminas A, B, C y ácido fólico, entre otros. Además, el consumo de mandarinas reporta un alivio de los dolores musculares que muchas veces sentimos y no conseguimos la causa de ellos. Por esos y otros beneficios, hoy te daremos el paso a paso para que conozcas cómo hacer mermelada de mandarina en la comodidad de tu hogar.

La mermelada de mandarina tiene generalmente un sabor amargo que agrada o desagrada, dependiendo de tu gusto; puedes ajustar ese sabor característico simplemente obviando agregarle la piel rayada de una de las mandarinas, o colocándola si te gusta ese amargor. No hay mayor complicación para la elaboración de esta mermelada; por lo tanto, aventúrate y seguramente quedarás enamorada de este producto que acompañará tus desayunos o meriendas favoritas.

Aprende a hacer Mermelada de Mandarina

Cómo Preparar Mermelada de Mandarina paso a paso:

Esta receta no es para nada complicada, pues los ingredientes son pocos, económicos y fáciles de obtener; tiene una preparación fácil de hacer y el tiempo invertido es bastante razonable, para lo agitado de nuestras vidas diarias. Puedes hacer una buena cantidad de mermelada de mandarina, porque guardándola apropiadamente, dura varios meses a tu disposición. A continuación toma nota del paso a paso.

Ingredientes

  • 800 gr de mandarinas previamente peladas.
  • La piel rallada de una mandarina.
  • El jugo de medio limón.
  • 320 gr de azúcar.
  • 80 gr de papelón (panela) rallado.

Preparación

  • Pela las mandarinas, antes reserva una para utilizar su piel exterior; quita todas las semillas y la piel interior color blanco  que recubre los gajos, hasta que obtengas 800 gr del producto.
  • Pon al fuego en una cazuela ancha los gajos de mandarinas cortados a la mitad; agrega la ralladura de la piel externa de una mandarina si te agrada el toque de sabor amargo, si no, obvia este paso. Incorpora a la cazuela el azúcar, la panela y el jugo de medio limón. Deja cocer unos 15 minutos, presionando de vez en cuando algunos gajos para deshacerlos un poco.
  • Transcurrido los 15 minutos puedes pasar el contenido a una batidora y triturar un poco los gajos de mandarina junto con la piel para integrarlas, evita licuar la preparación. Vuelve a colocar la mezcla en la cazuela y continúa cocinando a fuego lento durante 40 minutos. Remueve ocasionalmente para evitar se queme, rectifica el dulce y apaga al obtener la consistencia deseada.

Consejos Adicionales para Preparar Mermelada de Mandarina

  • En lugar de rallar la piel externa de la mandarina, córtala en tiritas muy finas; así lograrás darle a la mermelada de mandarina un atractivo visual y un sabor más concentrado y fresco.
  • Si no te agrada el sabor amargo característico de la mermelada de mandarina, no le agregues la piel de mandarina rallada ni cortada en tiritas.
  • Al finalizar la cocción deja reposar la mermelada unos 15 minutos, luego vierte en frascos de vidrio con tapas que deben estar previamente esterilizados.
  • Para esterilizar los frascos donde guardarás la mermelada de mandarina, hiérvelos junto con sus tapas dentro de una olla espaciosa con abundante agua por 10 minutos.
  • Para que la mermelada de mandarina se conserve en excelentes condiciones por más tiempo, debes llenar los frascos casi hasta el tope, que solo quede un centímetro entre la mermelada y la tapa. Ciérralos bien y colócalos en una olla con agua hirviendo que los cubra durante 10 minutos. Sácalos y al enfriar podrás guardarlos por varios meses sin problemas.

Esta exquisita mermelada de mandarina es el acompañamiento perfecto de unas sabrosas tostadas con mantequilla.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here