En nuestro espacio dedicado a recetas para pasapalos y entremeses, te explicaremos cómo hacer salsa cheddar; será más fácil de lo que te imaginas y en pocos pasos. Si los quesos son tu predilección, entonces disfrutarás de hacer este delicioso dip para realzar aún más el sabor de tus antojitos; pues con esta versátil salsa podrás acompañar desde pequeños snacks hasta grandes platos.

Con qué acompañar la salsa cheddar

Lo especial de esta salsa es que con ella podrás aderezar exquisitos nachos mexicanos, que es para lo que tradicionalmente se usa; además podrás usarla para acompañar pastas o macarrones, y si los niños no gustan de comer vegetales y brócolis. Pues ya verás que será un verdadero deleite para ellos cuando los cubras con esta exquisita salsa, se convertirán en sus platillos favoritos.

Salsa cheddar

Pero tenemos más ideas para ti, por eso, aquí te ofrecemos un listado de otros platos con los que podrás rellenar o aderezar con salsa cheddar:

  • Pollo Cordon Bleu.
  • Panes, sandwichs o subways.
  • Hamburguesas o Hot dogs.
  • Papas al vapor o al estilo fries (patatas fritas).
  • Ensaladas (César, con pollo,…).
  • Cualquier otro plato quedará a tu gusto e imaginación.

Cómo hacer salsa cheddar

En tan sólo unos cuantos pasos y en apenas pocos minutos lograrás hacer esta maravillosa salsa, que será el deleite de toda la familia; sin más preámbulos te enseñaremos a hacer la salsa cheddar más rica que hayas podido probar en toda tu vida.

He aquí los ingredientes:

  • 500 g de queso Cheddar.
  • 100 g de queso para untar.
  • 300 ml de Leche.
  • Harina (1 cucharada y media) o Maicena (4 cucharaditas).
  • 50 g de Mantequilla.
  • 1 pizca de Sal.
  • 1 pizca de cayena molida, pimentón picante o paprika en polvo (Para un toque picante o con chilli).

¿Qué implementos necesitas?

  • Dos cazuelas u ollas pequeñas (Una para la leche y otra para la mantequilla).
  • Una taza medidora o recipiente.
  • Una cuchara de madera.
  • Una cuchara.
  • Un cuchillo.
  • Una tabla.
  • Envases: Refractaria o recipiente de vidrio grandes o pequeños, frasco con tapa o envase para kétchup.

Pasos para prepararla

En una taza medidora o recipiente diluye la harina o la maicena en la leche,

  • Vierte la leche en una cazuela y ponla a fuego lento (sin dejar hervir),
  • Ahora añade poco a poco las 4 cucharaditas de maicena y remueve con la cuchara de madera constantemente,
  • Coloca la mantequilla a fuego mínimo en la otra cazuela hasta que se derrita completamente,
  • Luego vierte la mantequilla derretida en la leche y el queso para untar, sin dejar de remover con la cuchara de madera,
  • Ahora en una tabla corta en pequeños trozos el queso cheddar; añádelo a la mezcla, remueve constantemente a fin de que se derrita e integre,
  • Una vez fundido el queso cheddar, añade la pizca de cayena molida, el pimentón o la paprika en polvo (doblar la cantidad si deseas un toque más picante); sigue removiendo hasta todos los ingredientes se disuelvan bien, al espesar retira del fuego.
  • Por último, una vez lista tu salsa cheddar, viértela en una refractaria, envase kétchup, platos o en pequeños recipientes hondos. Deja enfriar a temperatura ambiente.

Si vas a reservar tu salsa, guárdala en un frasco o refractaria con tapa y trata de consumirla lo antes posible. Si la llevas a la nevera, entonces ten en cuenta que la mezcla tiende a endurecerse a medida que pasan los días, y perderá un poco su textura.

Y ahora que ya sabes cómo hacer salsa cheddar ¡ponte manos a la obra!; de seguro no resistirás la tentación de probar todos y cada uno de nuestros platos sugeridos. ¡Será un verdadero deleite al paladar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here