Tu niño se está comiendo un rico perro caliente y, ¡susto!, le cayó mezcla de salsas en su camiseta blanca. ¿Qué hacer? Tranquila, de entrada te diremos que debes actuar con prontitud. Mientras más rápido se ataque a las manchas de salsa, más posibilidad de éxito tendrás para quitarlas.

En este artículo te diremos varios tips de cómo quitar las manchas de salsa en la ropa. Sigue leyendo, entre otras cosas verás que no es muy costoso hacerlo, pues lo puedes hacer con cosas que encuentras en tu hogar.

Cómo quitar manchas de salsa de tomate

Si la mancha es fresca, deja correr abundante agua tibia en la mancha y frótala con un cepillito impregnado de jabón y lava. También puedes frotarle un trapo impregnado con vinagre y luego lava tu prenda como de costumbre.

Si la mancha de salsa de tomate ya se ha secado o tiene tiempo en la tela y esta es blanca, puedes preparar lejía casera como te lo describiremos a continuación:

Toma 250 gr. de ceniza, pásala pon un colador y en una ollita con 750 ml. de agua, ponla a calentar hasta que rompa a hervir. En este punto pon el fuego a mínimo y déjala en la estufa media hora más. Apágala y cuando esté a temperatura ambiente, toma sólo el agua que quedó arriba.

Debes tener la precaución de trabajar con guantes, porque la lejía que quedó en el agua es muy alcalina y puede dañar las manos. Aplícala en la mancha con un espray o con una cuchara y ponle un poco de jabón líquido. Déjalo actuar por unos 10 minutos (al sol sería lo ideal). Toma la prenda, ponle un poco de agua y jabón, restriega la mancha y enjuaga. Verás cómo queda tu prenda “limpiecita como un sol”.

Cómo quitar manchas de mostaza

Si la mancha de mostaza es fresca, retira el exceso de mostaza con una toalla de papel absorbente o servilleta; hazlo de los bordes hacia adentro, para que no se extienda. Trata de limpiar lo más que se pueda.

A continuación moja el área manchada y ponle jabón lavaplatos, friega y enjuaga. Si la mancha persiste, repite el proceso. Si la tela es blanca y la mancha persiste, pon la lejía que te dimos en el paso anterior y haz el mismo proceso que la salsa de tomate, y adiós mancha.

Si la prenda es de color, sólo impregna la mancha con vinagre, déjalo un ratico y luego friega con un cepillo; aplica un poco más de vinagre, friega y enjuaga.

Cómo quitar manchas de salsa de soya

Toma 1 o 2 cucharadas de detergente en polvo y forma una pasta con un poco de agua, úntala sobre la mancha y restriega. Enjuaga con agua tibia o caliente para que pronto se salga la mancha.

El bicarbonato de sodio también es un ayudante eficaz. Primero coloca un paño debajo de la tela y pasa por encima un cubo de hielo, para que la mancha no se extienda. Luego coloca bicarbonato encima de la mancha y déjalo unos minutos para que actúe. Luego restriega un poco, quita el excedente de bicarbonato, pon un poco de jabón líquido, restriega y enjuaga; si la mancha no ha salido, repite el proceso hasta que desaparezca.

También puedes proceder así: ponle jabón líquido directamente y frotas con un cepillito de dientes, verás que la mancha va saliendo. Luego ponle vinagre blanco y frota con el cepillo. Comprueba que va saliendo y lava como acostumbras, y adiós mancha.

Esperamos que estos consejos rindan el fruto deseado en tu ropa: quitar las manchas de salsa que tanto afean las prendas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here