Indiscutiblemente, la cintura de una mujer es un aspecto muy cuidado y apreciado por todas; pero también es una de las principales partes del cuerpo que suele perder la forma y aumentar su volumen; de hecho, se asocia la grasa abdominal con un excesivo consumo de azúcares, carbohidratos, grasas saturadas, falta de sueño, consumo de alcohol en exceso y una vida sedentaria. Por eso te daremos una serie de consejos para que puedas reducir la cintura.

Consejos para Reducir la Cintura

Aunque requiere esfuerzo y constancia, es posible reducir la cintura. El secreto está en cada acción que realizamos, sobre todos las cotidianas; se trata de actuar de forma consciente, entendiendo cómo puede afectar a tu organismo lo que hagas. Además, este asunto implica más que medidas perfectas; ya que la grasa en la cintura suele indicar problemas cardiovasculares y también tienes más riesgo de sufrir de obesidad y desordenes hormonales. Así que ahora por en práctica cada uno de estos consejos y notarás la diferencia:

Comienza por tu postura

Aunque no lo creas, las malas posturas hacen que la cintura y el abdomen se vayan deformando; es vital que te pares siempre de forma erguida, de igual manera al sentarte, debes hacer lo posible por recoger el vientre; así no solo te verás obligada a tener una buena postura; sino que también estarás ejercitando continuamente el abdomen. Y por supuesto, te verás mucho más atractiva.

La ropa Interior sí Importa

Si sabes utilizarla correctamente, la ropa interior será una gran aliada; debes elegir aquellas de corte de cintura alta o encima del ombligo. Lograrás que tu cintura se vea más reducida y no ocasionarás que se deforme el cuerpo; tampoco utilices prendas demasiado ajustadas, lo ideal es a la medida. Esto también aplica a los jeans, siempre arriba y a la medida; de lo contrario pueden marcarte y deformarte la silueta.

Adiós Azúcares y Carbohidratos

Tanto las azúcares como los carbohidratos, son enemigos de una cintura delegada; ya que suelen acumularse justamente en el área del abdomen; así que presta atención a las porciones de comida y disminuye lo más que puedas estos dos elementos. Recuerda que este tipo de alimentos también generan gases e inflamación en el abdomen. Lo ideal es la comida no procesada, como verdura, frutas, pescados y carnes.

Los Poderes del agua

El agua es más que necesaria, mientras más mejor; así que al menos dos litros al día, sin contar allí la que está en los alimentos, solo se trata de agua. Si puedes ingerir tan solo una tasa de agua tibia, es genial para digerir mejor las grasas.

Es la hora del Té

Trata de ingerir infusiones de té luego de cada comida y antes de ir a la cama; mientras más caliente lo toleres, mejor será el efecto. Elige infusiones naturales como té verde, manzanilla, etc.

Elige Jugos Detox

Un ejemplo de estos jugos, es limonada con betabel o jugo de zanahoria con piña y cúrcuma; también puede ser un smoothie de fresa con aloe vera. La idea es ingerirlos sin azúcar, ni miel, ni algún edulcorante, sino al natural.

Anímate a Ejercitarte, tu Cintura lo Agradecerá

Para reducir la cintura, también es importante que te ejercites; puedes tener una rutina de ejercicios cardiovasculares como la bicicleta. La idea es que seas constante y que la rutina dure al menos 30 minutos al día; también debes trabajar las piernas, el pecho, brazos y la espalda; y por supuesto, tu mejor aliado será una rutina de abdominales.

Si sigues cada uno de estos consejos, lograrás reducir la cintura y podrás sentirte a gusto con tu cuerpo; ahora sé consiente de tus posturas, alimentación y no olvides ejercitarte, todo tu cuerpo te lo agradecerá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here