Ya tenemos aquí el calor y apetecen platos frescos, sencillos y sobre todo rápidos de elaborar. Con estas temperaturas, lo que menos deseamos es estar muchas horas en la cocina, así que vamos a buscar propuestas fáciles, que nos permitan estar bien alimentados sin invertir demasiado tiempo.

Y en eso, nada mejor que la dieta mediterránea, basada en alimentos de la tierra. Verduras, legumbres, pescados, aceite de oliva…  con estos valiosos ingredientes se pueden elaborar platos extraordinarios para nutrirse y refrescarse en verano. En la web Cocina Casera y Fácil puedes encontrar un amplio recetario de cocina mediterránea. Son propuestas sencillas, sabrosas y al alcance de todos los bolsillos.

Para ir haciendo boca, vamos a presentaros dos recetas frescas relacionadas con el pescado, que pueden elaborarse en 15 minutos. En la primera, los protagonistas son los mejillones y en la segundo, el bacalao.

Mejillones con vinagreta de verduras

Ingredientes para  2 personas: 1 kilo de mejillones (de roca o gallegos), pimientos rojos y verdes, cebolla, tomate de ensalada, laurel, sal, aceite de oliva, vinagre y una pizca de pimenta.

Elaboración

En primer lugar, tenemos que limpiar los mejillones y ponerlos a cocer al vapor. Para ello, ponemos una olla al fuego con dos dedos de agua, incorporamos los mejillones y añadimos un buen chorro de limón y un par de hojas de laurel. Taparemos la olla y la retiraremos del fuego cuando veamos que los mejillones se han abierto y han adquirido un tono anaranjado.

Mientras se cuecen los mejillones, cortaremos las verduras a trozos muy pequeños o tiras finas y las condimentaremos con aceite, sal, vinagre y una pizca de pimienta. A la hora de servir, colocaremos los mejillones boca arriba sobre la mitad de su concha y esparciremos por encima de cada uno la vinagreta de verduras. Es importante que la vinagreta esté bien condimentada, para que añada sabor al plato.

Empedrado fresco de garbanzos con bacalao

Ingredientes para dos personas: 250 gr de bacalao desalado (puede ser desmigado o cortado a trozos pequeños), un bote grande de garbanzos cocidos, pimientos rojos y verdes, tomate para ensalada, cebollas dulces, 2 huevos duros, aceitunas negras, sal, aceite de oliva y pimienta.

Elaboración

Para este plato, podemos utilizar bacalao desmigado o bien descongelar un par de porciones y trocearlas. Lo importante es que esté desalado. Antes de componer el plato, conviene colocar el bacalao en un recipiente y condimentarlo con sal, aceite y pimenta. De esta manera, irá cogiendo el sabor del aliño.

Por otro lado, cortaremos todas las verduras en trozos pequeños, añadiremos los garbanzos y las aceitunas y aliñaremos todos los ingredientes con sal, aceite y pimienta. A continuación, dejaremos el empedrado unos minutos en la nevera para que se refresque.

A la hora de servir, vamos a componer un timbal. Coloraremos el empedrado en el interior de un molde de aluminio (redondo o cuadrado), añadiremos los trozos de bacalao y culminaremos con el huevo duro. Para rematar el plato, podemos colocar junto al timbal unas tostaditas con ajo y aceite de oliva.

Estos son solo dos ejemplos de platos veraniegos, pero las posibilidades son infinitas. Tan solo hay que ir al mercado y dejarse llevar. Y si te falta la inspiración, ahí estan las recetas de Cocina Fácil y Casera.

Cómo tener un plato de cocina mediterránea en 15 minutos
5 (100%) 3 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here