Si duermes bien, estarás bien. Y es que, está científicamente demostrado que un sueño reparador hace maravillas con nuestro cuerpo, mente y emociones. Dependiendo de la edad el organismo requiere diversas horas de sueño para funcionar bien. Por eso, si pasas las noches dando vueltas en la cama de un lado al otro; duermes de forma intermitente e incluso pasas largas horas de desvelo.  Venimos en tu auxilio, conoce cómo tener un sueño reparador.

A la hora de tener un sueño regenerador debemos tomar en cuenta dos factores vitales; cuántas horas dormimos efectivamente y cómo es la calidad de nuestro sueño. Ya que, en cada etapa de nuestras vidas las horas de sueño necesarias para recuperarnos del desgaste diarios son diferentes.  Pues, un bebé necesitará dormir entre 12 y 15 horas al día, un adolescente requiere entre 8 y 10 horas diarias y sabemos que los adultos mayores generalmente duermen menos.

Cómo tener un sueño reparador

Ya sabemos que cada persona según la edad y también las actividades diarias que realice, requiere dormir cierta cantidad de horas. Pero, cómo es tu calidad de sueño, sientes que por más horas que duermas siempre te levantas cansada; que tu humor cada vez más seguido pierde la dulzura que le caracteriza. No te preocupes, pon en práctica nuestras sugerencias sobre cómo tener un sueño reparador y comprobarás por ti misma; que si duermes bien, estarás bien.

Bebidas que te ayudarán a dormir bien

Existen varias bebidas que desde hace mucho tiempo se utilizan para conseguir un sueño reparador; toma nota de 2 recetas; pruébalas y obtén el descanso tan anhelado y merecido.

Té de cascara de piña, parchita y limoncillo

Prepara una infusión con 1 taza grande de agua, una rebanada de cascara de piña; 1 cucharada de pulpa de parchita y 2 ramitas de limoncillo. Cuando el agua hierva cuece durante 8 minutos más; apaga, deja reposar 5 minutos y bebe la infusión justo antes de dormir. Este té es delicioso y súper efectivo para conciliar un sueño placentero. Además, te ayudará a descansar las horas que requiere tu cuerpo para repararse adecuadamente.

sueño reparador

Infusión de plátano o banana

El plátano contiene dos minerales esenciales para descansar; magnesio y potasio. Ambos, son capaces de combatir el estrés y el cansancio o contracción muscular que se produce en nuestro cuerpo. Así que, lava bien 1 banana, corta ambas puntas y deséchalas, rebana la banana con la cascara y añadela a una olla con 2 tazas de agua hirviendo, cocina 10 minutos, deja reposar otros 10 minutos, cuélalo, agrégale una pizca de canela y tómalo  media hora antes de acostarte.

Duerme del lado izquierdo de tu cuerpo y ten un sueño reparador

Algo tan simple como dormir del lado izquierdo de tu cuerpo puede darte ese sueño tan anhelado y merecido. Dormir del lado izquierdo de tu cuerpo te ayudará a estimular tu circulación; tener una buena digestión y asimilar mejor los nutrientes mientras descansas. Incluso evitarás o aliviarás tu dolor de espalda y cervical. El resultado será que despertarás  más descansada  y con buenas energías.

sueño reparador

Usa una almohada entre tus piernas

Esta sencilla costumbre te ayudará a dormir más y mejor. Personalmente mi postura favorita para dormir es boca abajo, pero por mis hernias discales esta posición para nada me favorece. Si colocas una almohada entre tus piernas los músculos del final de tu espalda y cadera se relajarán; esto aliviará la contracción muscular en la zona. También estimulará tu circulación y es beneficioso para quienes sufren de ciática o venas. El resultado, un buen merecido descanso.

Anímate, prueba cada una de nuestras sugerencias y haz tuya la que más te beneficie o incluso utilízalas todas. El descanso, la calidad de tu sueño, tus energías y tu salud mejorarán muchísimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here