Los préstamos online son instrumentos financieros que utilizan las características de la informática e internet para ofrecer ventajas. Los préstamos tradicionales requieren trámites físicos que incluyen completar planillas, entrega de documentos, entrevistas personales y muchos otros. 

Con las modalidades de créditos online nada de esto es necesario, todo el procedimiento es automático y, por lo tanto, más fácil y rápido. Esto ha cambiado la interacción de las personas con estos instrumentos, permitiendo usarlos de maneras creativas e innovadoras, veamos algunas opciones.

Financiar emprendimientos

Es una excelente idea usar préstamos online para iniciar un negocio. Muchas veces las grandes ideas quedan paradas por falta de los recursos financieros para llevarlas a cabo. Para esto se recomienda lo siguiente:

  • Hacer un estudio económico de la inversión inicial del proyecto. Es necesario incluir todo lo que implique, por ejemplo, adquisición de equipo, pago de personal, asesoría, material de oficina, etcétera. Y por supuesto hay que sumar los gastos por los intereses del préstamo.
  • Hacer un cronograma de gastos. Este cronograma debe cubrir unos 3 meses aproximadamente, para tener claro los momentos en que haya que hacer cada desembolso, esto es importante para decidir cuándo solicitar el préstamo.
  • Elegir el importe y el plazo para devolver el importe. Las empresas que ofrecen estos préstamos tienen una gran variedad de opciones, hay importes de hasta 9000 euros, y los plazos pueden llegar hasta los 36 meses. Es importante analizar el cronograma de gastos para elegir uno o varios préstamos a solicitar en diferentes momentos.

Comprar mercancía

Los préstamos rápidos se caracterizan porque son verificados y aprobados en poco tiempo. Desde el instante de la solicitud en línea y tener los fondos disponibles en la cuenta bancaria, pueden pasar sólo unas pocas horas.

Esto ofrece la oportunidad de usar dichos préstamos rápidos de manera muy dinámica, por ejemplo, para comprar mercancía con el fin de vender en una tienda online. Se puede solicitar el crédito, comprar los productos al por mayor, venderlos mediante la página web y usar el producto de la venta para pagar el crédito, al final quedarán ganancias.

Es importante que, en el estudio de costes del negocio, se contemplen los gastos del préstamo, para que la ganancia obtenida sea la adecuada. A medida que las ventas crecen, el historial crediticio también y se podrán solicitar importes más altos. De esa manera, los préstamos se convierten en factor de crecimiento financiero.

Prestar servicios

Las personas que están cualificadas para realizar una labor, pero no cuentan con el equipo necesario para tal fin, se pueden beneficiar de los créditos al instante. Por ejemplo, un electricista al que se le solicita un servicio de instalación de red eléctrica, puede solicitar un crédito, alquilar lo necesario, realizar el servicio, cobrar la factura, pagar el crédito y disfrutar de su ganancia.

Esto aplica también para otros casos, como los cocineros o reposteros, que necesitan invertir para los pedidos que les hacen. Los créditos al instante les permiten comprar los materiales, cobrar por la comida o repostería, y pagar el préstamo puntualmente.

Consejos para solicitar financiación

  • Es necesario usar los créditos de manera responsable y tener en cuenta que los pagos puntuales generan buen historial crediticio. Es muy importante tener un buen registro para seguir contando con los productos de financiación.
  • Los créditos online se pueden usar para gastos suntuosos y para caprichos personales, siempre y cuando se tenga capacidad para pagarlos. Es bueno hacer un análisis objetivo de la situación antes de solicitar el crédito.
  • Antes de hacer la solicitud hay que planificar los pagos, y preferiblemente, saber de antemano cómo se va a pagar. Esto es determinante para tener una buena salud financiera.
  • No usar los instrumentos de financiación para pagar otros préstamos, ya que si se está en una situación de insolvencia, los créditos la empeorarán. En esos casos hay que concentrarse en generar más dinero, reducir los gastos o usar préstamos de familiares.
  • No es conveniente usar el importe de un préstamo para apostar. Las apuestas deben hacerse con dinero sobrante, de manera que una pérdida no afecte de manera importante a la economía personal.
¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here