Es casi imposible que tu gato no tenga parásitos internos y externos durante el transcurso de su vida. Lo que si puedes evitar es que los parásitos afecten la salud de tu minino. El tema de hoy se centra en qué es la parasitosis interna y externa en los gatos y en cómo desparasitar a tu gato. Por ello, sigue leyendo y conoce cómo mantener a tu gato saludable, felíz  y con energías.

Clases de parásitos internos

Entre los parásitos más comunes que puede tener tu gato están las lombrices intestinales; tu gato puede contagiarse de ellas al tener contacto con animales enfermos o con las heces infectadas de los mismos. Podría ser que su madre estuviera enferma con parásitos intestinales cuando lo amamantaba y lo contagió. Por medida general los gatos pequeños y los que ya están viejos son las victimas más frecuentes de este tipo de infecciones.

Existen otros tipos de parásitos internos que podrían causar estragos en la salud de tu gato, entre ellos las tenias, el ancylostoma, el toxocara cati y otros. Los gatos también pueden sufrir afectaciones por microorganismos parasitarios como las giardias. Además son muy peligrosos los gusanos que se alojan en el corazón o pulmones y que podrían llegar a provocar insuficiencia cardiaca u otros daños orgánicos mortales para tu gato.

Cómo desparasitar a tu gato

Lo mejor y más seguro para tu gato es que consultes con un especialista veterinario, ya que el tratamiento que este indique dependerá de la edad de tu gato, de los síntomas que quizás presente, del tipo de parásito que tenga y del origen del gato. Es decir, no es lo mismo una cría de gato que sepas quién es su madre, y si la mantenían sana, a que si la cría proviene de la calle.

Igualmente, debes seguir rigurosamente todas las indicaciones que te dé el especialista  para la correcta aplicación del tratamiento. Así mismo, puedes prevenir la parasitosis en tu gato suministrándole agua purificada, manteniendo bien aseado su plato de comida y su caja de arena, llevando un control de desparasitación y no dejando expuesta a las moscas u otros insectos la comida del gato.

Cuándo desparasitar a tu gato

Los gatos pueden ser desparasitados desde la semana número 6 de vida. Casi siempre la primera desparasitación de las crías se hace de forma indirecta al desparasitar a la madre, y esta en el proceso de amamantamiento propicia la desparasitación de los gatitos.

Clase de parásitos externos

Estos parásitos atacan la piel, orejas y pelo de tu gato. Los parásitos externos más frecuentes son las garrapatas, las pulgas y piojos, también los ácaros. En el caso de las garrapatas y las pulgas, transmiten enfermedades muy dañinas como la micoplasmosis. El veterinario es un excelente aliado que te ayudará a mantener tu gato libre de parásitos internos y externo; y como resultado tu minino estará sano, enérgico y super felíz.

Cómo  desparasitar externamente a tu gato

En el caso de que tu gato sufra de parasitosis externa, los tratamientos frecuentes a indicar incluyen inyecciones mensuales antiparasitarias, spray, talcos, champús y jabones especialmente formulados para tratar estas situaciones. Igualmente, el experto puede prescribir un tratamiento antiparasitario oral. Lo importante es que acudas a un veterinario con ética y vocación a quien le puedas explicar la situación de tu gato y sentir que te ayuda al respecto.

Síntomas de parasitosis interna y externa

Muchas veces los gatos que están sufriendo de parasitosis interna  no presentan ningún tipo de sintomatologías. Otros podrían mostrar cansancio, apatía para comer y moverse, diarrea, vómitos, entre otros. En cuanto a los síntomas de la parasitosis externa, son más visibles ya que afectan la piel y causan picazón,  podrían observarse zonas de la piel rojas, supuraciones o pérdida de pelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here