Los dientes de tu mascota requieren un cuidado frecuente para que puedan durarles muchos años. Un elevado porcentaje de perros y de gatos llegan a sufrir una enfermedad bucal a la edad de 3 años, sino cuentan con ayuda externa para mantener su salud dental. Por lo tanto, si deseas que tu mascota mantenga sus dientes y encías saludables por muchos años, toma nota de estos consejos para cuidar la salud bucal de tu gato o perro con éxito.

Sigue leyendo y conoce que consejos prácticos te ayudarán a cuidar la salud bucal de tu gato o perro.

La Alimentación en gatos o perros

Al igual que en los seres humanos, una dieta equilibrada y adecuada para tu mascota es garantía de salud bucal. Por ello, si eres de los que consientes a tu gato o perro dándole golosinas, sobrantes o porciones de comida casera; te sugerimos evitarlo. Ya que, este tipo de alimentos propicia una mayor formación de placa y sarro que daña los dientes de tu gato o perro. Además, algunas razas de perro o gato presentan por genética más problemas dentales que otras.

la salud bucal

Consejos para cuidar la salud bucal de tu gato o perro

Una vez que se asegure de que sus mascotas están bien alimentadas; otro paso a considerar para cuidar la salud de tu gato o perro es el cepillado de dientes. Así que,  con mucha paciencia y tranquilidad como las que usarías al tratar con un niño muy pequeño pero inteligente y muy activo; inculca en tu gato o perro el hábito del cepillado dental. Esta actividad debes hacerla con mucha calma, reforzando y premiando frecuentemente el buen comportamiento de tu mascota.

Además,  no te preocupes si tu perro o gato es un cachorro, si está en la edad adulta o ya es muy avanzado en edad;  si vas paso a paso y día a día puedes convencer a tu mascota de aceptar la rutina del cepillado. Ahora, detallemos el paso a paso para un correcto cepillado de los dientes de tu gato o perro, que te garantice un excelente cuidado de la salud bucal de tu amado gato o perro.

Cómo cepillar los dientes a tu gato o perro

la salud bucal

Primero  acostumbra a tu mascota al proceso. Para ello, mójate el dedo índice en agua tibia y frótalo sobre sus dientes y encías, hazlo a diario hasta que tu gato o perro acepten esta actividad. Luego de 3 días envuelve tu dedo en gasa o tela muy fina y frota con movimientos circulares uno de sus dientes. Pasados 3 días más; realiza la limpieza con un cepillo para niños, un cepillo especial para mascotas o un dedal especial que parece un dedo con un cepillo en la punta.

Luego, cuando observes y percibas que tu gato o perro ya se acostumbró y acepta el proceso de limpieza bucal; comienza a usar durante el cepillado un poco de crema dental para mascotas. Cabe destacar, que este producto debe ser recomendado por tu veterinario de confianza y puedes adquirirlo en tu tienda de mascotas preferida. Nunca uses pasta dental para humanos al realizar la higiene bucal en tu gato o perro,  porque pueda dañar su estómago.

Estos consejos sencillos y prácticos te ayudarán a mantener la salud bucal diaria de tu gato y perro en excelente estado. Ahora bien, recuerda que el cepillado frecuente remueve la acumulación de la placa dental que se forma por la alimentación que das a tu gato o perro. Por eso, si te das cuenta que tu mascota requiere una limpieza más profunda para eliminar el sarro no dudes en acudir ante un veterinario profesional de animales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here