El control de presencia es un concepto conocido, aunque este nombre no está muy extendido. Pero, a pesar de llevar un nombre que nos pueda resultar extraño, la realidad es que se trata de un sistema de obligatorio cumplimiento para cualquier empresa de España.

¿Qué es el control de presencia?

El control de presencia es el sistema por el cual todas las empresas pueden llevar un control sobre las horas de trabajo de sus empleados. Este sistema se asegura de registrar el tiempo transcurrido desde el momento exacto de la entrada hasta el instante de la salida, e incluso las horas extra que sean realizadas por parte de un trabajador o trabajadora en su jornada laboral. Además, no es un sistema opcional, sino que ha pasado a ser obligatorio hace apenas unos meses.

Desde el pasado 12 de mayo de 2019, contabilizar las horas en la empresa, es decir, fichar a la entrada y salida del trabajo, es de carácter obligatorio tras la aprobación de un decreto que modifica el Estatuto de los Trabajadores.

Todo esto se inició en el Instituto Nacional de Estadística, donde se descubrió que en los últimos cuatro meses del año 2018 se dieron casi 6.500 horas extraordinarias realizadas en la semana por todos los asalariados de España. 

Además, otro estudio mostraba que tan solo el 44% de las horas extraordinarias realizadas por los trabajadores españoles eran recompensadas de forma económica o con días libres o vacaciones. 

Estas cifras, que se tradujeron en unos datos preocupantes, fueron uno de los motivos por los que se impulsó y procuró este cambio en la normativa vigente, ya que el objetivo del sistema de control de presencia laboral es el de regular las horas extra y proporcionar una mayor protección a todo trabajador de cara a las horas extraordinarias no remuneradas.

La normativa vigente en fichaje laboral

Para cualquier empresario es de crucial importancia atender a los cambios en la normativa. Un empleador que no lleve un control de presencia laboral adecuado con el registro horario de los trabajadores de su empresa puede llegar a enfrentarse a multas que se inician en un mínimo de 626 euros y pueden llegar hasta los 6.250 euros, ya que un incorrecto control de presencia de los trabajadores supone una infracción laboral grave.

Además, se debe tener muy en cuenta que de acuerdo con el artículo 7 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, cuando un empresario transgrede la normativa en materia de registro de jornada, se deriva que el empresario incurre en una infracción por cada empleado que se vea afectado de esta circunstancia.

Este dato, para cualquier empresa, se puede traducir en sanciones importantes y, por lo tanto, pérdidas significativas.

Cómo facilitar la tarea de los registros

El control de presencia es algo que se viene haciendo desde siempre en muchísimas empresas de nuestro país pero que, por desgracia, no es típico que se den sistemas de registro con resultados totalmente verídicos. Hasta ahora quizás, ya que existen los softwares de control de presencia laboral.

Frente a los métodos más tradicionales de fichar, como por medio de la firma de los empleados en una hoja con las horas anotadas, o incluso un mero cuadrante horario (lo cual será rotundamente rechazado como registro válido por la Inspección de Trabajo), existen otras opciones que pueden facilitar la tarea y ahorrar más de un disgusto, y estas son los softwares diseñados para el control horario en el trabajo.

Hoy en día, la instalación de un software de control de presencia es una tarea más que sencilla, y además, existe una amplia gama de dispositivos programados para realizar esta función de control horario laboral

Entre los diversos sistemas, podemos encontrar los que funcionan por medio de tarjetas de cada trabajador, los que llevan teclados incorporados para anotar de forma directa el nombre en el registro horario, o incluso utilizando el reconocimiento de las huellas dactilares de los empleados o sus propios rostros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here