Hay momentos en la vida en los que se necesita tener dinero con urgencia para resolver imprevistos que se pueden presentar y no siempre se cuenta con el recurso financiero necesario.

De igual manera, si se piensa en acudir a una entidad bancaria, los trámites son bastante engorrosos, por cuanto solicitan muchos requisitos, razón por la cual, esta opción muchas veces resulta inviable. En este momento, es cuando entran en acción los créditos rápidos que representan la gran solución para salir del problema sin trabas.

Pedir el recurso y obtenerlo rápido

Afortunadamente, en la era de Internet, una posibilidad al alcance de todos es solicitar créditos rápidos, que otorgan dinero al instante, sobre todo cuando se presentan gastos imprevistos.

Lo más llamativo de un préstamo de este tipo es que ofrece múltiples ventajas, porque a diferencia de los que se solicitan en los bancos, no necesita grandes trámites, mientras que en breve tiempo y con pocos datos, es factible obtener un crédito que oscile entre los 50 y los 5.000 euros.

También se puede acceder a una financiación sin el cobro de intereses, por cuanto, el solicitante devolverá el dinero que solicitó en el tiempo concertado.

Múltiples ventajas de estos créditos rápidos:

  1. Respuesta inmediata: el tiempo de respuesta suele ser más rápido que el de una entidad financiera común y no hay pérdida de tiempo.
  2. Comodidad: el usuario sólo necesita una buena conexión a Internet, desde un dispositivo móvil, tablet u ordenador, porque es un proceso que está automatizado y no requiere la presencia en el sitio del aspirante al préstamo.
  3. Sin distinciones: no solamente para particulares. Una financiación puede ser solicitada por una empresa o por un autónomo, por la rapidez del caso.
  4. Flexibles: los créditos pueden ser desde 50 a 5.000 euros, mientras que el tiempo de devolución va desde cinco días hasta 36 meses para pagar. En este aspecto, es recomendable seleccionar cantidades y plazos que sean cómodos para el retorno.
  5. Cuotas bajas: por lo general, las cuotas de estos créditos son económicas y fáciles de pagar.
  6. Rápido: lo único que se requiere es completar un sencillo formulario con requisitos básicos que no lleva más de cinco minutos. Luego, se ingresa en el sistema para concretar la transferencia en cosa de minutos o pocas horas.
  7. Claridad: es un proceso muy transparente, donde las reglas están claras para los aspirantes al crédito.
  8. Sin explicaciones: no es necesario detallar cuál será el uso que se le dará al dinero solicitado.

Sólo con Internet

Son muchos los beneficios que aporta un préstamo online a través de ipayday.es porque la única limitación que se puede tener, es no contar con la plataforma de Internet para acceder al sitio web, de forma activa.

Es una acción muy ventajosa porque ni siquiera se necesita salir de casa, ni entregar muchos papeles, porque toda la gestión se realiza mediante un smartphone, una tablet o desde la comodidad del ordenador que está en el hogar o en la oficina.

Si por primera vez se accede a un crédito rápido, es muy probable que no le exijan al usuario la devolución de los intereses del dinero que solicitó. Sólo retornará el importe pedido y así podrá solventar el inconveniente económico que se le haya presentado.

Préstamos al instante con ASNEF

Por otra parte, también se accede a un préstamo inmediato con ASNEF, con la limitación de que el solicitante debe tener la certeza de poder reintegrarlo en el tiempo establecido previamente.

Si por casualidad, quién pide el crédito se encuentra registrado en una lista de morosidad, la oportunidad de acceder a un crédito disminuye porque no todo el mundo asume un gran riesgo.

Sin embargo, estas entidades financieras están dispuestas a prestar el apoyo al instante con sólo buscar el sitio web y acceder al formulario para ser elegible para un préstamo rápido.

Requisitos básicos

  • Es imprescindible ser mayor de edad.
  • Residir en España.
  • Poseer una cuenta bancaria para poder ingresar la suma solicitada.
  • Contar con una fuente de ingresos estable, bien sea por nómina, pensión o prestación por estar desempleado.

En los casos mencionados, no es necesario presentar la documentación. Todo se formaliza mediante la banca a través de Internet, donde se verificarán los datos suministrados, de una manera segura y eficiente.

El factor responsabilidad también es importante, porque esto le dará un mejor aval al solicitante para que pida más créditos en una nueva ocasión.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here