Tintar los cristales del coche tiene muchas funciones, fuera de lo estético, impide que ciertos niveles de luz entren a través del parabrisas, las ventanillas laterales y la luna térmica posterior, mejora la temperatura y el confort interior, al mismo tiempo que aporta privacidad.

Algunos fabricantes ofrecen como un extra los cristales ya tintados, pero existe una gran diferencia entre éstos y los que son tintados en empresas especializadas.

Bien sea por seguridad, comodidad, protección contra el sol o sólo para personalizar el coche, colocar láminas tintadas requiere de una serie de consideraciones a tener en cuenta antes de tomar la decisión.

Lo que cuesta el servicio

El proceso de tintar los cristales del coche puede parecer fácil, sin embargo, hacer que láminas de poliéster se adapten a las formas de los cristales del coche, no lo es. Lo recomendable es hacerlo en centros o puntos de servicios especializados, en algunos de ellos es posible encontrar el mejor precio en cristales tintados, sin renunciar a la calidad, garantía y rapidez del servicio.

El coste de tintar los cristales del coche depende de varios factores: la marca, calidad y acabado del laminado son los principales, seguidos por el número de cristales y ventanillas que tenga el coche y, por supuesto, la empresa especializada en laminado de cristales.

Otro factor que puede influir en el coste del servicio es la tecnología. Algunos centros disponen de equipos de corte informatizado de última generación, con la capacidad de aumentar la eficacia de los cortes de acuerdo a los contornos de los cristales del coche. De esta manera, se garantiza la efectividad del servicio, así como la calidad y eficacia en los acabados.

Tipos, tonalidades y porcentaje de visibilidad de láminas y tintados

Una vez tomada la decisión de tintar los cristales del coche, a muchos de los conductores le surge la siguiente pregunta: ¿cuál es el mejor tipo, tono y visibilidad del tintado o laminado?

Existe una interesante variedad de colores, niveles de opacidad y formato, entre los cuales debatir la elección, según las necesidades y preferencias del conductor, sin dejar de lado las normativas legales que rigen la materia.

Tipos de láminas

  • Láminas tintadas: son los cristales originales del coche, cuya tonalidad y color dependen de las especificaciones del fabricante. Si son colocadas en centros o puntos de servicio especializados, estas láminas son homologadas para colocarse en el coche de fábrica.
  • Láminas pre-cortadas: suelen ser utilizadas como una solución temporal. Están preparadas y medidas de acuerdo al modelo y marca del coche, de manera que se pueda proceder de forma inmediata a su instalación. Pueden ser cortadas en máquinas informatizadas o de forma manual, mediante la utilización de un cúter.
  • Láminas de quita y pon: también están pre-cortadas de acuerdo a la marca y modelo de los coches. Su gran flexibilidad permite que sean instaladas en la parte interior de los cristales y encajarlas en todos los ángulos. Aparte, pueden ser puestas o eliminadas, según sea la necesidad.

Tipos según el porcentaje de visibilidad

Cada marca cuenta con uno determinado. A pesar de esto, existen unos valores generales por los cuales se rigen la mayoría, que indican que mientras menor es el porcentaje, más oscuro es el laminado:

  • 35% es el más claro de los laminados.
  • 20% es el laminado de visibilidad intermedia.
  • 5% es el laminado más oscuro.

Tipos según sus prestaciones

Algunas láminas y tipos de tintados ofrecen las siguientes prestaciones:

  • Fotocromáticos y antirayas: este tipo de laminado se vuelve más oscuro al recibir la luz del sol y protege los cristales del coche de arañazos.
  • Titanio fotocromático antirayas: de color plateado, azul, verde, amarillo y rojo, todos con poco reflejo, este tipo de tintado permite ver claramente desde el interior del coche y dificulta la visibilidad desde afuera.
  • De seguridad: con un grosor de 2 a 8 micras, el propósito de este tipo de laminado es proteger al coche del impacto de objetos.

Es importante, en el momento de seleccionar el tipo, la tonalidad y el porcentaje de visibilidad de la lámina o del tintado, que cumpla con los requisitos de homologación y el resto de los requisitos legales establecidos en la legislación básica sobre circulación y seguridad vial, para que el tintado pueda pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

También es recomendable declarar al seguro, el tintado de los cristales del coche, para dar cumplimiento en el deber de informar sobre cualquier modificación que se realice. De esta manera, en caso de rotura, el seguro deberá proceder a sustituirlos aunque sea por unos cristales normales y el propietario deba asumir el coste de tintar el cristal de nuevo.

Cristales tintados: precios tipos y beneficios
4.5 (90%) 2 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here