Durante los últimos años, los expertos en oftalmología han alertado acerca de los malos hábitos relacionados con la salud ocular. Dado que en muchas ocasiones es inevitable caer en ellos, como ocurre con la luz azul del ordenador, es necesario estar alerta ante las posibles señales que nos envíe nuestro propio cuerpo y realizar de manera periódica visitas a los profesionales.

Existen numerosos centros especializados en el bienestar ocular. Debido a la importancia del cuidado de la vista, lo mejor es asistir a clínicas contrastadas que cuentan con años de profesionalidad. Por ejemplo, Miranza se centra en la prevención, revisión y tratamiento de problemas relacionados con la vista.

Pero, ¿cómo podemos cuidar la salud ocular en un mundo tan caótico como este? A continuación te traemos algunos de los consejos más repetidos por los profesionales.

Consejos para cuidar el bienestar ocular

1.       Revisiones periódicas

Para poder mantener a raya los problemas relacionados con la visión, es primordial que un equipo de profesionales conozca los problemas que estamos sufriendo o los antecedentes familiares con los que contamos. Aunque no lo creamos, muchos de ellos están relacionados con malos hábitos que podemos cambiar si tomamos conciencia de ellos.

En el caso de los menores, este control debe ser más exhaustivo. Desde Miranza no tienen duda: “El proceso de desarrollo y maduración del sistema visual no es definitivo hasta la adolescencia”. Por ello, los niños deben ser vigilados desde la edad preescolar.

2.       Cuidado con las pantallas electrónicas

Evitar el uso de dispositivos electrónicos es prácticamente imposible en nuestros días. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que su uso continuado puede provocar daños irreversibles en nuestra visión. Por ello, si trabajamos con un ordenador, es aconsejable conseguir unas gafas con cristales que protejan, en la medida de lo posible, de la luz azul de los aparatos electrónicos.

Otra consecuencia provocada por las pantallas tiene que ver con la sequedad ocular, un problema cada día más extendido. Este es una de las principales cuestiones que se consultan en las clínicas y, por ello, imposible de olvidar. Además, tal y como recuerdan desde Miranza, “la tendencia al alza de este problema ha aumentado todavía más en el periodo de confinamiento, debido al uso constante de pantallas para el teletrabajo y el ocio, en entornos cerrados, secos y con aires acondicionados”.

En este sentido, hidratar el ojo es fundamental para mantenerlo en buenas condiciones y trabajar de manera más óptima. Existen numerosas lágrimas artificiales, aunque lo mejor es acudir a un especialista para que nos detalle las opciones de las que disponemos.

3.       Descansos para la visión

Irremediablemente unido al problema anterior, y como cualquier otra parte del cuerpo de la que abusamos, la visión requiere de unos periodos de descanso para evitar colapsar. Como consecuencia, se recomienda realizar descansos visuales cada 20 minutos y mirar al horizonte, ya que es en las largas distancias cuando nuestro ojo no se fuerza.

4.       Limpieza ante todo

Los ojos son una parte del cuerpo con la que tenemos que tener especial cuidado. Así, y por mucho que lo deseemos, debemos intentar evitar frotarlos con los picores y molestias. De igual modo, si utilizamos lentes de contacto es imprescindible hacer uso de una buena limpieza, ya que, en caso contrario, podemos provocarnos infecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here