El sol excesivo, el frío intenso, el agua de mar, el cloro de las piscinas y la contaminación son de los agentes más nocivos para la piel, mientras que el sedentarismo y la mala alimentación influyen también en el cuerpo. Algunos se pueden evitar pero otros no, entonces lo que queda es brindarle a nuestro cuerpo los mejores cuidados posibles.

Ningún método es mágico, y menos va a tener un resultado completamente satisfactorio a menos que haya una buena alimentación. Comer sano influye en nuestro aspecto de forma positiva y esto se nota de forma inmediata en pequeños detalles como desinflamación y pérdida de líquido retenido.

Además, la salud general mejora considerablemente en cuestión de pocos días. En apenas 3 o 4 días una dieta balanceada y baja en carbohidratos y grasas procesadas, hace que el sistema digestivo funcione correctamente. De allí, que haya un aumento en la energía obtenida y que se gaste menos en intentar digerir alimentos complicados de procesar.

Por otro lado, el hecho de tomar una acción de este nivel que transforma positivamente nuestro cuerpo y organismo, trae también como consecuencia una mejora a nivel psicológico. Es satisfactorio mentalmente mejorar poco a poco el aspecto físico y más cuando viene de algo tan sencillo como la alimentación.

Índice de contenidos

El cuidado del rostro

La piel del rostro es la más delicada, y desgraciadamente la más expuesta a factores dañinos. Es imposible controlarlos, pero sí se pueden tomar acciones que contrarresten los efectos adversos al tener una rutina apropiada de cuidado diario. Además de una buena limpieza, hace falta utilizar algunas cremas para hidratar o controlar problemas que ya estén en la piel, para luego evitarlos.

El aloe vera para la cara es excelente para hidratarla y combatir el efecto del sol y del frío intenso. Es bastante normal estar expuesto a los rayos solares durante el día o el aire acondicionado al estar en interiores, aparte de que el estrés trae como consecuencia la deshidratación de la piel. Este conjunto tan normal de situaciones hace que la piel se resienta continuamente.

Las cremas faciales de aloe vera tienen un efecto de hidratación profunda y refrescante.  También proporcionan nutrientes esenciales para la piel, así que son la mejor opción para controlar el maltrato por quemaduras, por muy leves que sean. A fin de cuentas, la mayoría de los problemas en la piel se deben justamente a eso.

La situación cambia un poco cuando hay acné. Casi todos los jóvenes lo tienen, incluso durante la adultez se puede hacer presente. Existe un remedio natural contra el acné que no es agresivo contra la piel, pero sí muy efectivo. El CBD es un antiinflamatorio natural, perfecto para quitar la hinchazón causada por el ataque del acné.

También es una sustancia buena para remover las células dañadas, lo que da paso para que crezcan células nuevas y saludables. El acné tiende a dejar pequeñas marcas que tardan bastante en desaparecer, así que el CBD es una solución genial para combatirlo y ayudar a aminorar las secuelas del mismo.

El maquillaje

Para muchas mujeres es importante terminar de mejorar su imagen utilizando maquillaje. Es importante utilizar los implementos apropiados para que no sea algo dañino para la piel, lo cual en realidad no es demasiado difícil si se recurre a marcas profesionales y reconocidas por poner de primero la salud del usuario.

Además del maquillaje en sí hay que prestar atención a los utensilios para aplicarlo. En este sentido, las brochas de maquillaje deben ser suaves y agradables con la piel para cuidarla, en lugar de lastimarla poco a poco. Lo bueno es que hay una variedad amplia de gran calidad en algunas páginas online y físicas.

Ya sean de cerdas naturales o sintéticas, lo ideal es que sean lo suficientemente duras para aplicar de forma cómoda el maquillaje, pero no tanto como para crear pequeñas lesiones en la piel. Aparte, lo mejor sería que la brocha tenga la calidad suficiente para durar un par de años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here