La pasta italiana se ha ganado un lugar en casi todos los corazones del mundo. Y es que muchos caen en la rica tentación de degustar unos deliciosos raviolis rellenos de queso manchego y tomate. Nuestra receta de hoy es muy sencilla de elaborar; aun así, te garantizamos que degustarás unos raviolis dignos de la tradición italiana. Además, nuestra preparación cuenta con una adaptación al gusto español al agregar el queso manchego. Ahora, toma nota de nuestro paso a paso y disfruta.

Los raviolis son una pasta cuadrada que a menudo están rellenos de queso y espinaca; o pasta de chorizo con vegetales, quizás carne o huevo y otros alimentos. Incluso, actualmente se elaboran raviolis de tofu. Esta pasta suele bañarse con salsa bechamel, salsa roja, una suave salsa de puerros o la muy aclamada salsa 4 quesos. Ahora bien, nuestra receta se adapta al tradicional gusto español y utiliza el queso manchego y el tomate para el relleno; lo cual eleva el nivel de este delicioso plato.

Deliciosos ravioles rellenos de queso manchego y tomate.

Toma en cuenta que para elaborar de forma rápida y sencilla esta receta se requiere utilizar la masa de raviolis; la cual puedes obtener en cualquier súper  o incluso elaborarla en casa.

raviolis rellenos

Ingredientes para 4 raciones

2 unidades de masa para raviolis

4 tomates maduros y rojos

1 pimentón rojo

250g de queso manchego semicurado rallado

1 cebolla blanca

1 pizca de orégano

2 dientes de ajo

Sal y pimienta al gusto

Aceite de oliva extra virgen

1 cucharada de mantequilla

1 cucharada de perejil finamente cortado

Preparación de raviolis rellenos de queso manchego y tomate

Primeramente calienta el horno a 150°C luego lava, seca y corta en cuartos los tomates, la cebolla y el pimentón; agrégalos en un refractario que puedas llevar al horno y colócales sal, pimienta recién molida, orégano y los ajos majados. Rocía las legumbres con aceite de oliva y llévalas al horno de 15 a 20 minutos aproximadamente. Transcurrido el tiempo de cocción, las verduras estarán tiernas, ligeramente doradas y su sabor espectacularmente potenciado por la cocción al horno.

Retira las verduras del horno y ponlas en un bol, adiciona 200g del queso manchego semicurado rallado; procede a mezclar todos los ingredientes hasta obtener la pasta de queso y tomates con la cual rellenarás los raviolis.

Seguidamente, enharina la mesa de trabajo y sobre ella extiende completamente 1 lámina de masa de raviolis. Agrega porciones del relleno de queso manchego y tomate por toda la masa; toma en cuenta que debes dejar un espacio adecuado entre cada porción de relleno para darle forma a los raviolis.

Ahora, procede a tapar las porciones de relleno con otra capa de masa para raviolis y córtalos para darle la forma tradicional de cuadrados medianos de aproximadamente 4 x 4 cm cada uno. Espolvorea cada ravioli con un poco de harina para evitar se peguen entre sí. Coloca una olla con abundante agua a fuego alto, al hervir agrega sal y cuando hierva nuevamente incorpora uno a uno los raviolis. Muévelos suavemente y deja cocinar 5 minutos o un poco más, deben quedar al dente.

raviolis rellenos

Mientras los raviolis se cuecen, calienta en una sartén a fuego bajo la mantequilla; cuando esté totalmente disuelta agrega el perejil, remueve para incorporar ambos ingredientes y apaga.

Retira del agua los raviolis y colócalos en varios platos hermosos, baña los ravioles con un poco de la mantequilla especiada y espolvorea un poco más de queso manchego semimaduro rallado. Puedes acompañar este delicioso plato de raviolis rellenos de queso manchego y tomate con una buena copa de vino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here