El Granero Integral, sembrando el futuro

En un momento decisivo en el que se advierte a la sociedad sobre los peligros del cambio climático y las formas de paliarlo, son muchos los que se están uniendo al estilo de vida sostenible, pero, ¿qué opina la evidencia científica al respecto?

Lo cierto, es que acciones tan relativamente simples como reducir el consumo de plásticos, reciclar o viajar en transporte público, hacen mucho más por el planeta de lo que haría el consumo acelerado que se ha venido potenciando; sin embargo, no todo trata de acciones individuales.

Sobre el desarrollo sostenible

Si bien pequeñas acciones logran un gran todo, el estilo de vida sostenible define una identidad social, en la cual, las acciones sociales, económicas y medioambientales se suman en post de un desarrollo sostenible:

  • La garantía del estado de bienestar.
  • Una salud plena para generaciones presentes y futuras.

El polémico, pero claro ejemplo de la unión de estos tres factores sería, precisamente, la producción de alimentos ecológicos. Una realidad que según la revista Environmental Health, podría suponer un beneficio para la humanidad capaz de desbancar los mitos construidos entorno a la agricultura y ganadería intensivas tradicionales, que lejos de abastecer, suponen un deterioro del medio y de la salud de las personas.

Los medios productivos convencionales han abusado del uso de piensos, fertilizantes, herbicidas e insecticidas, comprometiendo la calidad de los productos, potenciando la aparición de alergias y enfermedades y reduciendo la fertilidad de los espacios destinados a agricultura y ganadería.

Los beneficios de la alimentación ecológica

Lo primero es la salud

Apostar por la alimentación ecológica es apostar por comida libre de residuos (antibióticos, fertilizantes, conservantes, etc.), que no interfieren en las funciones metabólicas y, en consecuencia, no dañan el organismo a medio y largo plazo.

Acceder a ella es fácil, ya que gracias a las nuevas tecnologías es posible comprarla online, como es el caso de El Granero Integral, que ofrece más de 500 productos de comida ecológica, suplementos alimenticios y cosmética ecológica. Todo es respetuoso con el medio ambiente y con la salud de los consumidores.

Alimentos naturales libres de aditivos y fertilizantes

Al prescindir de agroquímicos, los cultivos son más nutritivos y al sólo utilizar fertilizantes naturales, se evita la incidencia de enfermedades degenerativas.

Por otro lado, la ausencia de químicos supone un beneficio para los agricultores y ganaderos, al evitar que inhalen sustancias tóxicas, pero, además, para el medio ambiente, dado que las acciones controladas en áreas no delicadas, evitan el consumo de reservas hidráulicas, la deforestación, y la fermentación intestinal de los animales, la cual es responsable de la producción de metano, que, a su vez, está directamente relacionada con la emisión de gases de efecto invernadero.

Desarrollo sostenible y alimentación ecológica

Apostar por lo ecológico, es apostar por el medio ambiente y por la vida, ya que respeta la fauna, reduce las emisiones de dióxido de carbono, ayuda al ahorro energético y previene el efecto invernadero.

Además, la inversión en alimentación ecológica, supone un ahorro para los gobiernos, ya que aprovecha los recursos renovables y reduce la incidencia de enfermedades, lo que disminuye el gasto en sanidad.

Remontándonos a la ecuación del principio: acciones sociales + acciones económicas + acciones medioambientales, queda claro, que el resultado es una mejor calidad de vida.

  • Si todo el mundo, como sociedad única y concienciada, se pasa a la alimentación ecológica, a los gobiernos no les quedará más remedio que invertir en su producción.
  • Agricultores y ganaderos invertirían las ayudas sociales, logrando levantar su sector de forma sostenible.
  • Estas acciones sociales y económicas incidirían directa e indirectamente en el medio, conformándose como acciones medioambientales, que permitirían prolongar la vida de la Tierra y la calidad de vida de quienes la habitamos.

Por tanto, si gradualmente se realiza el cambio, se logrará que generaciones futuras puedan disfrutar de un planeta habitable y que el presente no sea afectado por el cambio climático.

No hay excusa a sabiendas de que se cuenta con tiendas online como El Granero Integral, que permiten realizar cómodas comprar sin la necesidad de salir de casa. Pequeñas acciones son las semillas para sembrar el futuro, así que, ¿por qué no comenzar hoy mismo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here