Octubre es uno de los meses más terroríficos del año. No hablamos del hecho de que las vacaciones de verano hayan terminado oficialmente y que demos la bienvenida al frío, sino que el final de este mes está marcado por una festividad americana que cada vez es más global: Halloween. Durante estos días previos muchas personas nos encontramos ante el agobio de no saber qué disfraz ponernos o qué maquillaje de Halloween es mejor para la ocasión. Por ello, en este artículo destacaremos un maquillaje para media cara que queda genial, es muy visual y muy fácil de hacer.

Un maquillaje simple pero con grandes resultados

A la hora de maquillarnos para Halloween, buscamos una alternativa que sea fácil de hacer. Si bien es cierto que en plataformas como YouTube encontramos alternativas muy interesantes, en verdad algunas son bastante complicadas de reproducir. Por ello, lo mejor es coger las paletas de maquillaje y optar por un maquillaje de media cara con el que destacar sin invertir mucha cantidad de tiempo en hacerlo.

En primer lugar, debemos comenzar con la base y el ojo. Para ello, emplearemos una base de color blanca con la que cubrir el lado izquierdo de la cara, la órbita del ojo y la punta de la nariz. Podemos delimitar la mitad de la cara previamente con un perfilador de color negro y, de esta manera, no salirnos de la marca.

A continuación, usaremos un maquillaje de color negro para maquillar el ojo por completo, rellenando también el espacio que hay en la ceja. Si queremos conseguir que el color sea más denso y que no existan arrugas, usaremos un delineador en gel que sea de larga duración para que podamos repasar el negro y con ello, hacerlo más opaco.

Una vez conseguido este paso, procederemos a pintar la nariz. Para ello, usaremos el mismo delineador en gel que hemos utilizado para crear una lágrima en la nariz que será toda negra. Es importante dibujarla primero para que quede mejor. Lo siguiente que haremos será pintar las mandíbulas y para ello, tomaremos el color negro para crear el hueso de la mandíbula. Empezaremos por la parte superior de la oreja dibujando una línea hacia la boca formando una especie de “C”. En este punto es donde llegarán los dientes.

Con sumo cuidado, procederemos a pintar la sombra que hay en el interior de la “C” para crear un efecto de profundidad. En este sentido, debemos esmerarnos un poco más para conseguir realismo. Una vez hecho esto, continuaremos dibujando los dientes. Con un pincel de abanico plano, crearemos una línea que vaya desde la esquina de la boca hasta la “C” que hemos conseguido. Giraremos el pincel de forma vertical para hacer líneas rectas. Así, conseguiremos el contorno de los dientes empezando en los labios hasta el dibujo de la “C”.

Para lograr un efecto 3D en los dientes, crearemos una “Y” en la parte superior e inferior de cada línea vertical. Usaremos sombra de ojos negra para mezclar y maquillar alrededor de cada diente. Con sombra de ojos blanca añadiremos profundidad a los dientes.

Con este sencillo tutorial conseguiremos un maquillaje para Halloween muy sencillo de plasmar y con el que destacaremos a la hora de acudir a una fiesta. Así, podremos pasar una noche de miedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here