El tatuaje consiste en la transformación de la pigmentación natural de la piel de una persona; que se realiza en forma de imágenes, letras o algún dibujo. Esto puede ser de manera temporal o permanente. En este artículo tocaremos un tema que es la intriga de muchos, ¿cómo tapar un tatuaje? A continuación veremos algunos métodos.

Los tatuajes en la sociedad

El arte del tatuaje data de tiempos muy antiguos, hoy día tienen mayor aceptación en la sociedad y también se emplean con fines estéticos; tanto así; que se han presentado exhibiciones de esta técnica. Existen diversos estilos y tendencias en esta disciplina

Realizarse un tatuaje es una decisión muy personal, ya que estará impreso en tu piel, no es una prenda que usas ocasionalmente, la guardas y cuando quieras la vuelves a usar, siempre va a estar allí; a la vista. En este sentido, es conveniente que estés segura(o) del modelo, tamaño y lugar donde te plasmen el tatuaje. Para ello, se implementa un dispositivo que contiene pequeñas agujas hipodérmicas que penetran la piel e inyectan la tinta o pintura a utilizar

En el caso de los tatuajes permanentes, estos  se mantienen indelebles en la piel, y solo se pueden eliminar con láser. En tanto que el tatuaje temporal, puede aplicarse como una etiqueta y/o con plantilla; que a medida que lavas la piel se va desvaneciendo hasta desaparecer, generalmente son a base de henna; una tintura natural y dura días o semanas.

También esta el hecho de que si por alguna circunstancia, requieras disimular o tapar un tatuaje no temporal; tendrías que recurrir al láser para poder eliminarlo; pero es un método costoso. Sin embargo existen otras maneras que te facilitarán el que esté cubierto y no se note; aplicando un maquillaje especial sobre esa zona, por ejemplo

En el mercado podrás encontrar algunos productos que venden específicamente para ocultar el tatuaje; incluso unos contienen una especie de malla similar a la piel.

Maneras de tapar un tatuaje

Cuando te realizas un tatuaje, tarda unas semanas en  cicatrizar, por lo cual no es recomendable que durante ese período lo intentes tapar; ya que podrías interferir en el proceso de sanación de la piel, causando daños mayores a la zona.

También está la alternativa de usar maquillaje, aplicarte un bronceado en aerosol o emplear los productos específicos para cubrir tatuajes. Si lo que necesitas es ocultar momentáneamente el tatuaje, hay cobertores de tatuaje que están disponibles en el mercado. Estos son ideales y súper prácticos; que por su presentación se colocan directamente sobre la piel y algunos hasta incluyen la solución para retirarlo después que lo uses; aunque son un poco caros.

En caso de que optes por esconder el tatuaje con maquillaje, ten en cuenta lo siguiente: primeramente debes lavar bien la zona donde está el tatuaje, puedes usar agua micelar o jabón neutro y esperar que esté saca la piel. Seguidamente usa corrector sobre el tatuaje (de preferencia tono azulado, verde o violeta que son usados para ocultar lunares oscuros). Continúa con la base, utilizando una esponja o con la yema de tus dedos, en toda la zona del tatuaje y difumina suavemente en el área cercana para que se vea más uniforme al tono de tu piel. Las bases que se emplean en los teatros serían de gran ayuda, pues ofrecen mayor cubrimiento. Posteriormente, coloca un polvo translucido, para una apariencia mate y natural sobre la piel del tatuaje. Adicionalmente rocíalo con laca, para fijar el maquillaje, así te durará más.

Una opción que también puedes emplear es consultar en una estética, el servicio de bronceado temporal con aerógrafo,

Tapar un tatuaje

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here