La percepción social sobre movilidad y el uso del coche está experimentando grandes cambios. La sociedad tiende a la búsqueda de nuevas fórmulas para desplazarse en vehículos particulares y el alquiler a largo plazo que propone la empresa myCarFlix es una de las más populares.

El público ha ido cambiando su mentalidad sobre la propiedad de un coche. Si hace diez años, la mayoría de ciudadanos mayores de edad querían disponer de su propio vehículo, ahora esta idea ha cambiado. Son cada vez más quienes dejan de lado esta mentalidad y buscan otras opciones que les permitan seguir disfrutando de la posesión de un coche, pero sin las obligaciones económicas y de mantenimiento que ello supone. El alquiler es el método que mejor ha entendido esta nueva percepción y son cada vez más los usuarios que se decantan por contratar un vehículo alquilado.

La clave del alquiler del vehículo es que el usuario siempre tiene la última decisión. Disponer de un coche en propiedad implica realizar una gran inversión inicial y, en ocasiones, hipotecarse durante unos cuantos años. Este gasto económico pierde sentido cuando se reducen los niveles de uso, y esto puede ocurrir en cualquier momento por diversas circunstancias. En ese caso, el usuario debe seguir afrontando el coste económico de la compra, así como los gastos de impuestos y de labores de mantenimiento; aunque no esté conduciendo. Otra desventaja de disponer de un coche en propiedad es que ello implica estar atado a dicho modelo durante un largo periodo de tiempo. El sector de la automoción se encuentra en continuos cambios, donde la tecnología o los motores híbridos y eléctricos presentan grandes avances en un corto periodo de tiempo. Estos factores, sumados al desgaste habitual de cualquier modelo, hace que la compra pierda un gran valor durante el primer año, independientemente de los kilómetros realizados.

La opción de alquilar coche, en cambio, aporta al ciudadano todo el poder de decisión. Puede firmar un contrato de alquiler para un periodo determinado, ya que él sabe cuando lo necesitará. Además, supone una optimización del tiempo, pues la compañía de alquiler es la que se encarga de realizar todas las gestiones administrativas, así como las de reparaciones o mantenimiento. El usuario realiza un pago mensual en el que se incluye todo, también el seguro, y tiene a su disposición un modelo nuevo que puede ir cambiando cada año. A diferencia de la compra en propiedad, el alquiler permite actualizar anualmente el vehículo, disponiendo siempre de las últimas mejoras del sector. Es la mejor elección para quienes deseen estrenar coche cada 365 días.

Este tipo de servicios está cada vez más demandado, tanto a nivel empresarial como particular. Las empresas utilizar este sistema para proveer de transporte a sus trabajadores o comerciales. Otra de las ventajas de empresas de alquiler como myCarFlix es el amplio abanico de posibilidades que ofrece al cliente, tanto en la gama de modelos como en el uso; ya que pasado un año, el conductor tiene la opción de comprar el vehículo si así lo desea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here