Los municipios que concederán un descuento en el IMI a las familias residentes y a las familias con hijos a su cargo son 220 en 2019, lo que corresponde a nueve menos que el número registrado en 2018.

El Impuesto Familiar Municipal sobre Bienes Inmuebles (IMI) fue creado en el año 2015, y corresponde a los municipios decidir cada año si desean aplicarlo, teniendo hasta el 31 de diciembre para informar a la Autoridad Tributaria y Aduanera (AT) de esta intención.

Según la información disponible en el Portal de Finanzas, en 2019 había 220 adheridos a este beneficio fiscal, mientras que 75 optaron por no atribuirlo, lo que se compara con las 229 adhesiones contabilizadas en 2018 y los 70 municipios que optaron por no adherirse.

A pesar de ser una medida relativamente reciente, el IMI familiar ya ha visto dos modelos diferentes.

En el primer año en que se aplicó en la práctica (2016), se atribuyó una tasa de descuento fiscal en función del número de personas a cargo, por lo que, en las familias con un hijo, este descuento fue del 10%, aumentando al 15% con dos personas a cargo y al 20% en las familias con tres o más personas a cargo.

A partir de 2017, este porcentaje fue sustituido por una deducción a tanto alzado de mayor o menor importe en función del número de casos pendientes y las familias tuvieron derecho a un descuento de 20 euros cuando había una persona dependiente, 40 euros cuando había dos personas dependientes y 70 euros cuando había tres o más hijos.

El beneficio es aplicado automáticamente por la AT, que utiliza los datos sobre la composición del hogar (edad de las personas a cargo y domicilio fiscal) que recibe a través de su declaración anual del IRS.

Este descuento sólo se aplica a las viviendas destinadas a vivienda propia y permanente, considerándose por parte de AT la composición del hogar registrada el último día del año anterior al que se respete el impuesto a pagar.

Además de informar a la AT de si desean o no aplicar el IMI familiar, las autoridades locales también deben informar a las autoridades fiscales del tipo impositivo que desean aplicar cada año, eligiendo un valor entre los intervalos mínimo y máximo del tipo, que se fijan en el 0,3% y el 0,45%, respectivamente.

Esta comunicación debe llegar a la AT antes del 31 de diciembre de cada año, pero la información disponible en el portal AT, y consultada por Lusa, indica que todavía no hay información sobre algo más de una docena de municipios.

En 2019 hay 147 municipios que aplicarán la tasa mínima (0,3%), a los que se añadirán otros 49, situando la tasa entre el 0,3% y el 0,35%.

Este año, las fechas de pago del IMI serán diferentes a las de años anteriores, y el primer plazo (y sólo para muchos contribuyentes) se pagará en mayo.

El número de municipios que se han incorporado a la familia IMI es menor en 2019
¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here