Introducir la tecnología 5G en el país es una realidad cada vez más cercana. Disfrutar de esta evolución es posible aprovechando la banda de frecuencias de 700 MHz perteneciente al segundo dividendo digital.

Por decisiones regulatorias de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) su uso se destinará a introducir los servicios de la telefonía móvil que impulsarán el avance de la quinta generación y favorecer una funcionalidad del espectro de forma eficiente. Y es que la tecnología 5G será la base para una transformación digital global que experimentará la economía y la sociedad.

Liberación del segundo dividendo digital

Entre las Conferencias Mundiales de Radiocomunicaciones del año 2012 y 2015 (CMR12 y CMR15) se aprobó la asignación de la banda de frecuencias 700 MHz al servicio de la telefonía móvil de la región 1 correspondiente a la UIT, a la cual España pertenece.

Esta banda correspondiente al segundo dividendo digital se liberará a un servicio avanzado de telecomunicaciones para dar paso a la telefonía móvil, definir especificaciones técnicas y su compatibilidad con los servicios. Incorporar esta nueva tecnología requiere de personal cualificado como los antenistas en Córdoba, profesionales expertos en instalación de cualquier tipo de antenas que cuentan con las mejores herramientas y la tecnología adecuada para un trabajo eficaz.

El impacto de este modelo que proporcionará la introducción de nuevas aplicaciones para las empresas, gerencia pública y la sociedad, estará disponible en España a partir de 2020. La banda 700 MHz facilitará un servicio de banda ancha para las zonas rurales, de forma que puedan tener acceso y conectividad, por lo que gestionar la liberación de esta banda satisfará las necesidades puntuales con respecto a la disposición en los servicios de radiodifusión. 

Despliegue de las nuevas bandas 5G 

Con el objetivo de soportar velocidades superiores de la actual banda ancha móvil, el despliegue de la tecnología 5G tendrá un uso de datos más intensivo y se marcará como el centro del futuro en las telecomunicaciones. Su implementación es esencial para que las aplicaciones más populares puedan ser actualizadas y seguir su funcionamiento con normalidad.

El éxito de su instalación dependerá de las regulaciones y los gobiernos, por lo que la velocidad, la calidad en el servicio y el alcance requieren establecer los accesos y el tipo de espectro en las condiciones más convenientes. Las claves para que esta banda se despliegue se deben considerar a través de autoridades gubernamentales, el ámbito de las comunicaciones y los reguladores, estas son:

  • Las bandas 5G requieren, en gran cantidad, nuevas frecuencias estructuradas a los servicios móviles. Por esta razón, los reguladores deben disponer de un espectro continuo de 80 a 100 MHz para cada operador de la banda media 5G.
  • Es una tecnología que necesita espectro de frecuencias en 3 gamas, esto facilitará una cobertura que soporte todos los usos y que sea más extendida. Estas son: las inferiores a 1 GHz, las que están de 1 a 6 GHz y las superiores a 6 GHz.
  • Para la implementación, se plantea una gestión de la tecnología 5G por concesión exclusivas de licencias. Asimismo, un acceso para industrias verticales a través del arrendamiento como mejor opción.
  • Los gastos por precios de reservas o las tasas anuales que el gobierno y los reguladores solicitan no deben ser muy altos, ya que pueden arriesgar las inversiones en el sistema de redes y así incrementar los pagos en servicios.
  • La asignación de licencias y su concesión deben garantizar el proyecto del despliegue 5G, tanto sus planes técnicos como los comerciales, tarea que deben asegurar los reguladores.
  • Se tienen que adoptar las medidas de la administración pública para conseguir inversiones a largo plazo, renovación de contratos claros y las hojas de ruta del espectro.

Velocidad 5G: el antes y el después de las telecomunicaciones

Considerada como la evolución de la tecnología móvil, la red 5G se diferencia en muchos aspectos respecto a la de 4G. Aunque comparten la tecnología LTE para disponer de la señal móvil, características fundamentales como velocidad y latencia son más avanzadas.

La tecnología de quinta generación reduce el tiempo de descarga y es significativamente superior al 4G, mientras una película HD tarda 1 hora con esta red, la velocidad 5G hace el mismo proceso en unos segundos.

Lo mismo ocurre con la latencia que se reduce considerablemente, para el 4G se ubica en 80-100 milisegundos de envío de datos y recepción, mientras que la red 5G aspira a ofrecer una latencia de 10 milisegundos como máximo, esto marca una gran diferencia que refleja la evolución de las telecomunicaciones hacia la quinta generación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here