Diversas actividades y acontecimientos durante la rutina diaria pueden producir estrés y desgaste mental, y ante una constante exposición a este estado pueden producirse otras afecciones más graves. La mejor manera de evitarlas o tratarlas es con terapia psicológica, y para obtenerla no hace falta invertir cuantiosas cantidades de dinero ni viajar largas distancias.

Visitar a un psicólogo asegura salud mental, y esto se traduce como una mejora significativa en la productividad, por lo que será posible mejorar el desempeño en las actividades.

No, ya que por lo general, la terapia psicológica consiste en varias sesiones que se pagan por hora. En ellas, el profesional se enfoca en atender un aspecto puntual a la vez, hasta dar con la raíz del problema y prescribir recomendaciones para reducirlo o eliminarlo.

Existen muchos psicologos Madrid precio asequible que han sabido enfocar sus servicios a la realidad de sus pacientes, dependiendo de la cantidad de problemas que necesiten atender. Las terapias psicológicas varían según el tipo y situación del paciente, por lo que una primera consulta no compromete la economía, esto gracias al esfuerzo de los psicólogos por captar un mayor interés por parte de posibles pacientes.

Los tratamientos más frecuentes

Para una persona de a pie es posible estimar la cantidad de sesiones que la mayoría de psicólogos recomendarán si se pretenden tratar los siguientes problemas:

  • Terapia de pareja.
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC).
  • Fobias.
  • Problemas de autoestima.
  • Estrés y ansiedad.
  • Habilidades sociales.
  • Depresión.

Los servicios para atender estos problemas suelen oscilar entre 35€ y 55€ la hora, por lo que diez sesiones, una por semana, nunca llegarán a ser una significativa inversión.

¿Se puede conseguir un psicólogo a buen precio?

Los psicólogos son cualificados profesionales de la psicoterapia al alcance de todos los pacientes. Ellos están al tanto de lo difícil que resulta para algunas personas hacer espacio en su día para asistir a terapias, especialmente para mantener una rutina semanal. Ante esto han diseñado modalidades de atención semi-presencial que les permita convertirse en la opción para ayudarles sin que los pacientes tengan que dejar sus actividades.

Las tarifas de estos psicólogos se respaldan en la demanda de servicios, éstos al ser muy solicitados y administrar a un gran volumen de pacientes, pueden ajustar sus tarifas para ser los más baratos del territorio, y al mismo tiempo, ofrecer atención de calidad con diferentes métodos de pago y descuentos por cantidad de sesiones.

Sesiones y servicios

La atención especializada de estos profesionales ha sido clasificada según la naturaleza de la solicitud, definiendo sus precios por ser:

  • Consultas a domicilio: ésta es una de las modalidades más caras, ya que el profesional asiste al domicilio del paciente para hacer la terapia. Suele ser una sesión de dos horas con un precio a convenir dependiendo del día, el lugar y la hora.
  • Sexología: con un precio de partida de 45€ si no es necesaria una segunda sesión.
  • Mediación familiar: con un precio de 45€ si no es necesaria más de una sesión.
  • Terapias online: debido a que puede no aplicar un horario específico para esta terapia, el precio se fija en 45€ por sesión.
  • Terapia de pareja: esta modalidad es una de las que mayor seguimiento requiere por sesión, por lo que tiene un precio de partida de 70€ que puede pasar a ser de 55€ si abarca más de 4 sesiones.

Existe la posibilidad de disfrutar descuentos por sesión para cualquier tipo de servicio, esto es gracias a los bonos, y para obtenerlos básicamente hay que considerarlos con el psicólogo al inicio de la terapia, ya que dependiendo de la cantidad de sesiones estimadas para atender el problema será posible pagar un “combo” con descuentos que incluirán todos los procedimientos necesarios para las terapias (EMDR, Tic, test).

Cualquiera puede ir a consulta

Lo ideal es que cualquier consulta quede a un precio fijo de 35€, aún si la consulta no es individual, permitiendo que cualquiera que crea necesitar una consulta psicológica no se detenga a pensar por temas de presupuesto.

No obstante, un precio bajo no será sinónimo de atención de mala calidad, por lo que será posible conocer de cerca la confianza y recomendaciones que reciben estos profesionales de un número creciente de pacientes satisfechos con su plataforma de servicios especializados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here