Jueves 18 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Séptimo Día
Domingo 15 de Septiembre de 2013 - 02:01 AM

De pleitos Y abogados

Daniel Becerra y Rodrigo Rivera, fundadores de la nueva facultad de derecho. (Fotos suministradas por Francisco Javier Molina Ossa).

La historia jurídica de Pereira, está cargada de personajes y situaciones interesantes. Bien se sabe que la administración de Justicia y los destinos públicos de la República, estuvieron ligados a los sentimientos políticos sucedidos a partir del 20 de Julio de 1.810, situación agravada una vez ocurrió el triunfo del 7 de Agosto de 1.819. Los anteriores hechos, tuvieron como protagonistas a jóvenes de la elite criolla, muchos de ellos estudiantes y abogados egresados de los claustros universitarios existentes en aquel entonces.

La historia jurídica de Pereira, está cargada de personajes y situaciones interesantes. Bien se sabe que la administración de Justicia y los destinos públicos de la República, estuvieron ligados a los sentimientos políticos sucedidos a partir del 20 de Julio de 1.810, situación agravada una vez ocurrió el triunfo del 7 de Agosto de 1.819. Los anteriores hechos, tuvieron como protagonistas a jóvenes de la elite criolla, muchos de ellos estudiantes y abogados egresados de los claustros universitarios existentes en aquel entonces.

Melchor Suer de Nava, sin autorización de Robledo, funda a Cartago el 9 de Agosto de 1.540, nombrando como alcalde a Martín de Arteaga, al llegar Robledo dijo que el Gobernador había declarado nula esa fundación y se realiza una nueva el lunes 10 de enero de 1.541. Hernán  Rodríguez de Sousa, el 29 de Diciembre de 1.540 como comisionado del Mariscal Jorge Robledo y en nombre del gobernador don Pascual de Andagoya, había fundado oficialmente a Cartago. A partir de ese entonces los temas jurídicos, entre ellos las “nulidades”, harían parte del diario acontecer de la comarca.

Entrado el siglo XIX vendría la colonización antioqueña y la menos multitudinaria presencia caucana. La adjudicación de las doce mil hectáreas que la nación repartía a los nuevos pobladores, no siempre tuvo final feliz. Muchos repartos fueron foco de conflicto y un batallar jurídico de nunca acabar. La presencia de colonos negándose a abandonar sus tierras, alegando posesión o títulos, generaron contiendas y cada parte se apoyó en abogados.

Examinemos su actuar
Francisco Pereira Martínez. Nacido en Cartago, abogado y juez letrado. Francisco de Paula Santander le confió el Pensum Universitario y el Plan general de la enseñanza. Miembro del Congreso de Cúcuta (1821). Ministro del Interior y de Relaciones Exteriores, Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Congresista y miembro de la Alta Corte que juzgó a los conspiradores de la noche septembrina. Sus representantes en estos parajes, tenían instrucciones de no recibir plata a los colonos y dejarles en claro, que él era el dueño de la tierra.

Entre nosotros, aún suenan los discursos, las maniobras jurídicas y el cabildeo en el Congreso de la República por parte de los Señores Pereira Martínez,  Pereira Gamba y el Doctor Palau, pidiendo éste último, ampliación de la extensión a entregar a cada adjudicatario.
¿Regalaron tierras los Pereira?, ¿quisieron apoderarse de predios de otros?

Las anteriores expresiones o formulaciones categóricas, hacen parte de los cuestionamientos ciento cincuenta años después.  Cuartillas enteras se escriben sobre estos temas, existiendo dos bandos dedicados a cuestionar lo que uno de ellos denomina proclive actuar de los Señores Pereira y, quienes alaban su desinteresado comportamiento al desprenderse de terrenos en favor de colonos y la naciente urbe.

Infinidad de casos famosos han tenido como epicentro a Pereira o como personaje central a un “matecaña”. Enumeremos algunos de ellos, distantes en el tiempo cada uno:

- Proceso judicial y fusilamiento de David López un 16 de Julio de 1.890 en la Plaza de Bolívar, pena implantada años atrás por los Delegatarios que suscribieron la Constitución de 1.886.
- Las actuaciones de Juan Clímaco Arenas Hurtado, conocido como el ex clérigo Arenas. Sus comportamientos se extendieron fuera del país, muchos aún piensan que se trató de un ser excepcional, “un atormentado y un incomprendido” diría su hermana Ana Arenas de Rodríguez.
- El publicitado proceso penal contra la Representante a la Cámara Gabriela Zuleta Álvarez,  audiencias transmitidas en directo por las más importantes cadenas radiales de la época.
- Diccionario en mano, el acucioso periodista y profesional del derecho César Augusto López Arias, resolvió litigio que involucraba a prestantes empresas de la ciudad; las consecuencias económicas eran cuantiosas y las partes decidieron acudir a un árbitro.
- Los Juicios sumarios ante Inspectores de Policía, dada la penalización de la protesta pública, trámites autorizados por el Estatuto de Seguridad del Presidente Julio César Turbay Ayala.  
- Designación de Fiscal vinculada a la ciudad, que con serenidad y ejemplar trámite, tuvo a su cargo la investigación por todos los crímenes de Luis Alfredo Garavito.

En cuanto a las instituciones judiciales, indiquemos que el Tribunal Superior de Pereira fue creado en el año de 1926. La iniciativa partió del abogado Eleuterio Serna Ramírez,  Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Los primeros magistrados fueron Francisco Niño Torres, José Valencia Caballero y Guillermo Álzate Trujillo.

Sigamos con listado de ciudadanos actuantes como abogados, en la primera mitad del siglo XX en Pereira. Benjamín Gómez Duque, magistrado del Tribunal Superior de Pereira; Alberto Constain, Gabriel González L., Gilberto Villamizar G., José Valencia Caballero, Luis Martínez Mutis. La mención de los anteriores data en caratula de escritura pública, suscrita en la Notaría Primera de Pereira por los años de 1.934 y en la cual ofertan sus servicios profesionales.

Vendrán otros de gran trayectoria. Pablo Alzate Fernández, padre del ilustre colega penalista Mario César Alzate Amaya; Guillermo Ángel Ramírez,  alcalde y rector de la Universidad Tecnológica, Benjamín Baena Hoyos, poeta, escritor, Notario.

Connotados profesionales de las ciencias jurídicas, compartieron el ejercicio profesional con la política y los cargos públicos; otros buscaron la judicatura como realización personal; no faltó quien desde su bufete o su silla de Juez se convirtiera en profesor de materias vinculadas al mundo del derecho y, muchos más, fueron al sector público o privado.

Se creará el Tribunal Contencioso Administrativo de Risaralda, mediante la Ley 70 de 1966, con sede en Pereira e integrado por dos magistrados.
Un embrionario claustro promovido por quien posteriormente resultó no tener título de Abogado, es el punto de partida de dos futuras escuelas de Derecho. Abierta inscripciones e iniciadas las clases, un respetable grupo de Magistrados y Jueces y ante la inconformidad de los alumnos matriculados en la “Universidad de Risaralda”, resuelve crear una nueva facultad, contando con el visto bueno y acompañamiento de los Doctores Rodrigo Rivera Correa, Eduardo Jaramillo González, Daniel Becerra Piedrahita y Gonzalo Quiroga Valbuena. En la Notaría Primera de Pereira, se protocolizaría el acta 01 del 12 de Noviembre de 1.968, por la cual se da creación a la “Universidad Fundación Independiente”, entidad que luego sería abrigada mediante convenio académico por la Universidad Libre de Colombia.

La Historia jurídica de la ciudad se partiría hace cuatro décadas, había nacido la Facultad de Derecho de la Universidad Libre. Ya no habría que mandar los hijos al cercano Manizales, tampoco a las facultades de derecho de la Universidad del Cauca, Nacional de Colombia, Externado y Javeriana en Bogotá o a la Universidad de Antioquia.

En el panorama local se destacaran, Castor Jaramillo Arrulla, Jorge Roa Martínez, Hernán Vallejo Mejía, Jorge Mario Eastman Vélez, Fernando Brito Ruiz, Carlos Humberto Isaza,  Amparo Lucia Vega Montoya, los diplomáticos Hernán Rubio Bedoya y Manuel Grajales Ocampo, y Benjamín Montoya Trujillo.
También acompañará esta pléyade en los tiempos de ahora, Luis Carlos Villegas Echeverri, con una envidiable hoja de vida. María Victoria Correa, Magistrada de la Corte Constitucional; Ruth Stella Corre Palacai, ex ministra de Justicia, Jaime Aria López, litigante, asesor de empresas y el ex ministro de Defensa Rodrigo Rivera Salazar, actualmente Embajador de Colombia ante la Unión Europea.

Recordemos a Fanny González Franco, murió siendo Magistrada de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, el 7 de noviembre de 1985 durante la Toma del Palacio de Justicia. Y mencionemos con gran aprecio a nuestros maestros en la facultad, Alberto Mesa Abadía, Magistrado, Gabriel Calle Echeverri. Incluyamos también a Florentino Muñoz García, Germán Zuluaga Osorio y Manuel Salvador Arroyave Clavijo.

La reciente historia local, muestra un nuevo y fortalecido programa de Derecho ofertado por la Fundación Universitaria del Área Andina; su Decana, María Elena Flórez de Trujillo, ostenta el honroso título de haber actuado en tal calidad en las respectivas y únicas facultades existentes en la ciudad. El suscrito, autor de estos renglones, orgullosamente egresó de la Primera Promoción diurna de la Universidad Libre Seccional Pereira, actúo durante más de dos décadas como profesor del mismo claustro y luego ejerció el mismo ministerio en el novel programa de Derecho.
Notario Primero de Pereira*

Publicada por
Por José Daniel Trujillo Arcila*
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitter
Inicie sesión o regístrese para enviar comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los derechos reservados Comunicadores del Risaralda S.A. - 2014 - Pereira - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.