Cuando hablamos de relaciones de pareja, estamos hablamos de relaciones, sensaciones y muchos sentimientos. Además, es inevitable el tema de la cantidad de veces. La frecuencia del sexo en una pareja u otra puede variar y de hecho, varía notablemente. En este artículo vamos a indagar si es normal hacer el amor una vez al mes. Tal vez para muchos, parece poco sexo para tal cantidad de tiempo; o tal vez no. Acompáñanos a averiguarlo.

Con qué frecuencia sueles hacer el amor?

Frecuencia Sexual

Parece mentira que algo que es tan normal entre parejas, puede ocasionar algunos inconvenientes entre ellos. La frecuencia sexual de una pareja varía de acuerdo al deseo sexual de cada uno. En la pareja, siempre hay uno que tiene mayor deseo sexual que otro. Pero incluso esto puede variar entre ellos.

Todo depende de las circunstancias por las que están pasando cada uno de ellos y su deseo sexual propio. Esto hace que las parejas en muchos casos, se pongan de acuerdo en cuanto al número de veces para hacer el amor. O simplemente, pueden dejarlo a lo espontáneo del momento.

Si establecen una cantidad de veces, pueden ver o medir su cantidad de momentos sexuales para sentirse satisfechos. Esto también permite que cada uno vea quién tiene más ganas a nivel sexual. Sin embargo, como lo escribimos, esto es muy relativo, ya que lo que es una media para unos, puede ser algo impensable para otros. El tema de la frecuencia es en definitiva relativo. Lo que para algunos es constancia (por ejemplo una o dos veces a la semana) para otros puede significar mucho o quizás poco.

Hacer el Amor una vez al mes, ¿es normal?

Tal y como mencionamos anteriormente, el apetito sexual depende de cada persona. En cada una de ellas influyen sus propias ganas o deseos sexuales, incluso carga genética. También está el tema del humor, las hormonas y situaciones de estrés, presión o depresión de cada uno de los involucrados.

Si nuestra pareja tiene una situación muy fuerte emocionalmente, puede que no quiera hacer el amor con la frecuencia de antes. Esto influye incluso si es quien usualmente tiene mayor apetito sexual. Hay muchos factores del momento que pueden influir; el tema de los hijos, por ejemplo. Por lo general, cuando tenemos bebés recién nacidos en la casa, hace que nuestro apetito sexual disminuya. Esto porque nuestra atención se centra en el bebé. Además estamos cansados por todo lo que implica cuidar de un bebé pequeño. Esta situación hace que nuestra frecuencia sexual cambie drásticamente.

Otro factor que puede incidir son las responsabilidades laborales. Si nuestra pareja tiene un horario de trabajo muy distinto al de nosotros o viajamos mucho y pasamos mucho tiempo fuera de casa, esto influye en nuestra sexualidad. Evidentemente, la cantidad de veces para hacer el amor va a variar considerablemente. Quizás sólo podremos disfrutar de un buen sexo algunos días o incluso solo horas.

Otros Factores que Influyen para Hacer el Amor

Ciertamente como lo hemos descrito, la frecuencia sexual depende de muchos factores. Estudios consideran que lo normal en una pareja es tener uno o dos encuentros sexuales a la semana. Pero para muchos psiquiatras y psicólogos, esto puede variar. Si tomamos en cuenta las circunstancias anteriores, el hacer el amor puede tornarse impredecible.

Además de todo lo expuesto, un elemento que puede influir es la monotonía y hastío que influye notablemente en el hecho de querer tener relaciones. Lo más importante de todo es que la cantidad de veces no importa realmente si ambos están cómodos y satisfechos. Lo fundamental es que cuando se den tales encuentros, estos estén llenos de erotismo, pasión, muchísima imaginación, acompañado de juegos eróticos que los animen a ambos y hagan de su sexualidad algo único.

¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here