Desde hace algún tiempo se ha ido observando el aumento de popularidad de estos establecimientos, tanto físicos como en tiendas online. Cada vez son más las personas interesadas en conocer los beneficios que se obtienen del cannabis, incluso exploran las posibilidades de cultivarlo en casa.

Para esto basta sólo con acudir a un grow shop para recibir asesoría sobre todo lo referente al cannabis, desde la manipulación de la semilla hasta fertilizantes y abonos. El consumo del cannabis de forma medicinal ha sido tema de importancia en los últimos años, ya que se observa la efectividad de esta planta en algunos padecimientos.

Consumo de cannabis en crecimiento

La proliferación de tiendas tipo grow shop pone de manifiesto que el consumo de cannabis ha venido creciendo. En estas tiendas hay profesionales especializados en su cultivo, también cuentan con las últimas novedades del mercado y hasta ofrecen semillas óptimas para obtener cultivo de calidad.

Lo mejor de las grow shop online es que desde la comodidad del hogar se puede realizar la compra y el pedido se recibirá en un período de 24 horas aproximadamente. Estos envíos la mayoría de las veces suelen ser confidenciales y embalados sin ningún tipo de marca. El desarrollo masivo de estas tiendas se ha venido dando principalmente en dos países: España y Canadá.

Una de las razones de este crecimiento es que se asocia al tratamiento o la cura de enfermedades que de otro modo saldría muy caro tratar con los procedimientos clínicos convencionales. Las enfermedades como el cáncer, parkinson o diabetes están asociadas a este tipo de tratamiento, por lo cual ha despertado el interés, y en consecuencia, el aumento de su consumo.

Aparte se une también el tradicional consumo con fines recreativos en quienes tienen ese tipo de hábito, que por lo general, prefieren tener sus propios cultivos para consumirlos posteriormente.

Vaporizadores: consumo de cannabis de manera saludable

Este accesorio extrae los compuestos de esta materia vegetal sin necesidad de quemarlos, es decir, sin combustión, de esta manera se evita que llegue el humo tóxico a los pulmones. Hay una gran variedad de vaporizadores de marihuana o cannabis y por medio de ellos se puede consumir esta hierba de la manera más saludable posible.

Para empezar a usar un vaporizador de forma correcta, lo primero es dejarlo calentar durante unos 10 minutos para limpiarlo de lubricantes y del polvo para que la primera inhalación no contenga sabores externos. Si lo que se va a vaporizar es cannabis medicinal, lo más recomendable es triturarlo para que el vaporizador lo pueda calentar de forma homogénea.

Éstos se pueden clasificar en dos grupos: portátiles, que pueden ser usados en sitios donde no hay electricidad, ya que necesitan un soplete para calentar o una batería interna; y los de sobremesa, que son usados la mayoría de las veces en casa porque necesitan corriente 220V. La diferencia con los portátiles es que tienen tecnología más compleja en su interior y la calidad de la vaporización es mayor.

También permiten fumar marihuana de una manera muy discreta, ya que el olor prácticamente no se siente y no deja sensación de pesadez o resaca. Aparte se aprovecha al máximo esta hierba ya que termina completamente deshidratada.  

Para un buen cultivo, una buena semilla

El cannabis sativa, mejor conocida como la marihuana, se reproduce sexualmente por medio de la polinización de un ejemplar macho a una hembra, en consecuencia su resultado es la formación de semillas, las cuales van a contener la combinación genética de ambos. 

Hay una amplia variedad de semillas, entre las que destacan:

  • Semillas autoflorecientes: son llamadas también semillas automáticas, ya que florecen automáticamente, es decir no necesita cambiar las horas de luz ni tampoco eliminar las plantas macho. Los resultados para este tipo de semilla se pueden obtener en 65 días aproximadamente.
  • Semillas feminizadas: cada semilla que se cultiva de este tipo florecerá como una femenina, ya que no contienen cromosomas masculinos, por lo tanto, será seguro al 100%. Estas semillas han logrado que los cultivos de marihuana sean más accesibles para cualquier usuario.
  • Semillas CBD: son plantas de marihuana como cualquier otra, sólo que sus valores de CBD (compuestos cannabinoides presentes en el cannabis) son muy altos. Se utiliza en la mayoría de las veces para combatir la inflamación y el dolor, también como analgésico y como relajante muscular. Algunos estudios señalan que reducen el crecimiento de células cancerígenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here