A la hora de aprender decoración, una lección importante es que siempre hay que tener la practicidad en mente. Lo cierto es que un hogar es, por encima de una obra de arte viva y personal, un lugar en el que desarrollar nuestras vidas diarias, y lo último que queremos es que nuestras decisiones estilísticas a la hora de decorarlo se interpongan con nuestra comodidad.

Otra cosa que se aprende es que hay algunas habitaciones que usamos más que otras, y que deberíamos prestarles especial atención a estas, pues las vamos a ver más a menudo. Un ejemplo de esas habitaciones es el baño o baños, puesto que es a donde vamos para vestirnos, ducharnos, maquillarnos, etc.

En este artículo vamos a hablar de varias ideas para hacer de nuestro baño una estancia agradable y armoniosa en la casa.

Grifería y fontanería

Como hemos dejado claro en el primer párrafo, lo inicial es lo esencial, puesto que es a lo que más uso le vamos a dar y querremos tener materiales de calidad y algo que marque el estilo del resto de la sala.

Podemos empezar con la grifería empotrada, la cual siempre es una elección estilística adecuada si nos podemos permitir renovar nuestro baño desde cero, pues consta de un diseño discreto al formar parte de la pared y puede moverse en una amplia gama de estilos, ya sea art nouveau, gótica, art decó, etc.

Obviamente está en nuestro mejor interés que la grifería sea asequible, que esté hecha de buenos materiales resistentes a la cal y la humedad, y que sea segura y no permita la posibilidad de que el metal de la ducha nos acabe quemando en el caso de usar agua muy caliente.

Deberíamos buscar una ducha que haga juego o al menos imite el estilo de la bañera, ya sea esta una bañera exenta e independiente o forme parte del conjunto del baño. Lo ideal en estos casos suele ser una ducha empotrada, que nos ahorra mucho espacio en la bañera sin sacrificar confort.

También debemos tener en cuenta si los botones son monomando, si se adaptan a los azulejos y al estilo general del baño y de que esté bien instalada para que aguante la presión del agua y no acabe mostrando fugas a la larga.

Azulejos y arte

No se trata solo de la elegancia que aportan los grifos empotrados (que parte de esa elegancia es que no se ven las tuberías del agua) o de la clase de bañera que queramos. Las paredes y el trabajo de los azulejos es también de suma importancia a la hora de marcar el tono general de nuestro baño.

Existe una gama inmensa de azulejos y de alicatados para las paredes del baño, cubriendo desde los azulejos azules milimetrados típicos que podemos encontrar en cualquier terma a grandes baldosas grises de medio metro y textura suave y antiséptica, pasando por los algo salidos de moda azulejos decorados con ricos estampados de flores y cornucopias florales.

También es una buena idea decorar nuestro baño con arte, ya sean cuadros, pósters plastificados o alguna escultura cerámica colgante de nuestro gusto.

La idea central es que sea arte resistente a la humedad a la que va a estar expuesto.

Elijamos los que elijamos, nos tenemos que hacer cargo de que tanto el suelo como los detalles fijos del baño concuerden con estos. Estamos hablando por supuesto de el color de la porcelana del lavabo, de la bañera y del bidet, del alicatado y los rodapiés (si los hay).

En esta ecuación lo único que queda bien prácticamente bajo cualquier estilo son las duchas empotradas , pues sus mandos no suelen ocupar más de 10 milímetros de nuestra pared, convirtiendo a estas en una agradable adición para el conjunto se mire por donde se mire.

Tener una ducha con estilo art decó emparejada con una bañera exenta del estilo años 60 y azulejos estampados creará una terrible cacofonía visual en nuestro cuarto de baño, que se volverá monótona y desagradable con el paso de apenas unos meses.

Accesorios

En la variedad está el gusto, y ésta es la parte de la decoración de un baño que más creatividad nos brinda.

¿Queremos una cesta de la ropa de plástico o una tradicional de fibra?

¿Tenemos algún sujeta-cepillos de dientes con un diseño innovador o bonito?

¿Contamos con toallas a juego?

Podemos hacer de una bañera y una ducha, un mar de posibilidades a la hora de decorar, así que no esperes y empieza a planear cómo vas a personalizar tú la zona más íntima y visitada del hogar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here