La bicicleta estática se ha convertido en un elemento casi imprescindible para las personas que se ejercitan en casa. Es cómoda, fácil de usar y versátil para cambiar los planes de entrenamiento. Pocos aparatos son tan convenientes como éste.

En bicicletaestatica10.com hay una amplia selección junto con la información detallada acerca de los modelos. Es importante acudir a las fuentes fiables para conocer de primera mano los equipos y buscar uno que sea acorde para cada caso. La información es poder, y en las compras es un requisito.

Dependiendo del usuario, una bicicleta u otra puede ser la indicada. Esto variará según la condición física, los objetivos a alcanzar, el peso del individuo y del presupuesto disponible. Entre esta cantidad de factores y los modelos del mercado, es fácil hacerse un lío y terminar por escoger una que no necesariamente cumpla con las expectativas.

Consejos para elegir la bicicleta estática adecuada

La primera característica a considerar de las bicicletas estáticas es el peso de su rueda de inercia, que es lo que determina la fluidez del pedaleo. A mayor peso, más fluido y cómodo será el efecto del pedaleo, aunque también incrementará el nivel de exigencia física. Lo recomendable es buscar una que pese al menos 7 kg para que sea siempre cómoda, hasta 9 kg para los principiantes.

Las personas que desean practicar para desarrollar habilidades deportivas, pueden optar por una bicicleta estática cuya rueda sea de hasta 14 kg, mientras que los experimentados suelen usarlas a partir de 15 kg. Es importante escoger el peso apropiado para evitar lesiones durante el entrenamiento y asegurar que haya un progreso.

La resistencia de la bicicleta se usa para cambiar el programa de entrenamiento. La resistencia mecánica se ajusta con una rueda, lo que no es tan cómodo como la magnética. Esta última se cambia con un imán que entra en contacto con la rueda de inercia, y permite ajustar con antelación programas de entrenamiento predefinidos.

El peso máximo que aguanta la bicicleta estática es vital para que cumpla su función y el usuario proteja su seguridad. Las de gama media y alta aguantan entre 130 y 150 kg, porque son más robustas, mientras que las bicicletas más baratas se pueden usar por personas de hasta 100 kg normalmente.

Hay dos versiones de las bicicletas estáticas: la estándar y la reclinada. La reclinada tiene un soporte para la espalda que hace que sea más cómoda de usar y el nivel de exigencia sea bastante menor que la estándar. Las personas con una muy mala condición física podrían optar por la reclinada.

Beneficios de practicar deporte en casa

La mayor excusa que ponen las personas para evitar hacer ejercicio es la falta de tiempo y equipo. Esta limitación es sobre todo mental, lo cual es perfectamente normal. Hacer ejercicio en casa permite ahorrar mucho tiempo, y lo mejor es que no requiere de mucho equipamiento.

Ir hasta el gimnasio consume más tiempo del que una persona que trabaja puede permitirse, y más si la rutina requiere ir varias veces a la semana, aparte de que hay que pagar la mensualidad. Quedarse en casa no consume más tiempo del que se tarda en completar la rutina, y no hay que preocuparse por pagar un servicio. Además, el horario es completamente flexible.

Hacer ejercicio en casa permite tener un mayor control de la rutina que se está haciendo. En los gimnasios no es raro esperar para que se desocupen las máquinas y tener que ajustar la rutina según la disponibilidad, lo que empeora ligeramente los resultados obtenidos. Mientras, en casa se tienen todos los equipos necesarios para hacer la rutina de la forma apropiada.

Es más sencillo concentrarse estando en solitario que en un gimnasio lleno de gente. La concentración es muy importante para hacer de forma correcta los ejercicios y evitar lesiones por un mal movimiento. También, la educación física viene de hacer con calma los ejercicios siendo consciente de todos los movimientos del cuerpo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here