Vivimos en una economía viva, orgánica y cambiante. Cada dia aparecen nichos de mercado nuevo, otros quedan obsoletos y en este panorama económico muy a menudo cuesta mantenerse a flote como empresa.

La realidad es que por muy bueno que sea el servicio que ofrecemos, hay muchísima información que nos vamos a estar perdiendo queramos o no, además de empresas que trabajan con un pico de ventaja que nosotros no seremos capaces de adquirir a no ser que hagamos lo mismo que ellas, siendo esto el contratar a auditores en Madrid especializados.

En la práctica, conducir a una empresa hasta las puertas del éxito depende mucho de nuestra capacidad para posicionarnos en el mercado.

Pero siempre van a haber grupos de gente que estén especializados en seguir los vaivenes de susodicho mercado, mientras que nosotros estamos demasiado ocupados intentando mejorar los servicios de nuestra propia empresa.

La solución es trabajar con dichas personas, las cuales se dedican a llevar equipos en agencias de auditores de alta calidad, para aconsejar a las empresas sobre los movimientos más exitosos que se pueden llevar a cabo.

En este artículo hablaremos sobre estas agencias y sobre las ventajas que nos pueden ofrecer en esta economía que cada día se vuelve más competitiva y voraz.

Ventajas de contratar un auditor

Una de las principales ventajas de contratar una de estas agencias es la auditoría fiscal, que nos permite aclarar dudas sobre nuestros gastos, la legislación actual y sobre qué motivos para estos gastos podemos eliminar o minimizar.

Esto aumenta la confianza que el estado tiene en nosotros, pues nos permite estar al día cuando se trata de cambios en la legislación y en nuestras declaraciones a hacienda, entre otras cosas.

Pero esto es solo una pequeña parte del trabajo de un auditor, que se encarga también de informarnos sobre diferentes fluctuaciones en el mercado y la ley, y las posibles estrategias que podemos asumir para aprovechar estas al máximo. Sin embargo, para que todo esto funcione adecuadamente primero tenemos que buscar una agencia de confianza y con la que las líneas de comunicación sean claras y funcionales.

Siempre se recomienda que el equipo asignado a una empresa no sea cambiado al finalizar el ciclo anual, pues esto da lugar a una relación mucho más atenta y personal basada en las necesidades del empresario y no en las de la auditoría.

Continuando con las ventajas de contratar a un equipo de auditores, es de buen saber que muchas agencias nos ofrecen servicios de transacciones que pueden asesorarnos a la hora de llevar a cabo intercambios y también pueden valorar activos e incluso empresas enteras por medio de una investigación en profundidad llevada a cabo por profesionales del sector.

Los diferentes tipos de auditores

Entre los diferentes tipos de auditores, los auditores fiscales se ocuparán de mantenernos al día en lo que a la legislación actual se refiere. Es importante tener en cuenta estos cambios puesto que pueden afectar de forma tanto positiva como negativa a nuestro negocio.

Los auditores fiscales también nos podrán informar de aquellas acciones que vulneran la ley y que debemos evitar.

También hay auditores que trabajan en el sector de las transacciones, conocidos como auditores administrativos. Trabajan en cierto modo como un perito, que nos avisa del valor de otras empresas y del valor de la nuestra en el mercado. A parte, nos aconsejan sobre transacciones e intercambios que llevemos a cabo y hace las veces de contable y administrador.

Por último, cuando mencionamos a los auditores de cuentas estamos hablando de expertos en el área de la contabilidad, los cuales reciben una formación muy extensa en la normativa contable, con duros exámenes de acceso y numerosos requerimientos en los campos de formación teórica y práctica además de una formación extra cada año de entre treinta y cuarenta horas para mantenerse al día con los cambios en la ley.

Esto es debido a que la ley de auditoría les obliga a formarse constantemente, a riesgo de perder su título si no lo hacen.

Son estos auditores en específico los que mejor preparados están para asegurarse no sólo de que nuestra empresa cumple la normativa vigente del momento, también de que nuestros gastos e intereses están dentro de la cantidad ideal y de que no estamos perdiendo dinero de forma innecesaria.

En definitiva contratar a un grupo de auditores es a grandes rasgos una necesidad legal, pero contratar a un grupo especializado de auditores es una inversión estratégica que nos puede dar la ventaja a la hora de posicionarnos en el mercado.

La importancia de la auditoría en un negocio
5 (100%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here