Tener una buena estrategia de marketing se ha vuelto imprescindible para la industria hotelera.

Durante los últimos 4 o 5 años, el lanzamiento de nuevas empresas ha crecido de forma muy significativa. Éstos comprenden desde la venta de productos convencionales como electrodomésticos, hasta la creación de plataformas de intercambio de criptomonedas. Entre este auge de compañías, las del sector turístico son de las que han tenido mayor crecimiento, y por tanto, mayor competencia.

La importancia

En este momento, en el que casi cualquier persona puede hacerse el dueño de su propio negocio, es importante destacar el propio por encima de los demás. En el caso del sector hotelero, la competencia reside en las reservas que se hacen. Este campo es particularmente difícil puesto que los usuarios suelen buscar hoteles con buenas referencias en la red. De hecho, casi un 75% de las búsquedas de hotel se efectúan a través de Internet, aquí es donde reside la importancia de tener un buen trabajo de marketing, tanto digital como fuera de la red. De esta manera es cómo la página web del hotel se vuelve el escaparate en el que exhibir los servicios.

Las páginas como https://hoteles.marketing ofrecen servicios de marketing para mejorar la visibilidad del hotel en la red y así aumentar las reservas de las habitaciones. Puede parecer complicado competir contra grandes hoteles, ya que la cantidad de dinero que invierten en publicidad y mercado puede llegar fácilmente a las seis cifras al año. Sin embargo, la idea es crear una estrategia diferente a la que usan los hoteles con una fama ya construida y con un presupuesto significativamente menor.

Existen 4 áreas que se trabajan en cuanto al marketing de hoteles para que la estrategia tenga éxito. La primera es la presencia en Internet, aquí es donde entra en juego tener una buena página web, un blog que tenga contenido de calidad para los internautas y un buen SEO local. Después viene el área de la visibilidad, es decir, lo que es el SEO a un nivel más amplio, publicidad PPC y el manejo de las redes sociales.

Además se trabaja la parte de la reputación, algo en lo que se fijan mucho los posibles clientes al hacer las búsquedas, esto es la creación de una buena imagen y de la marca en sí misma. Finalmente, está el área de la administración de herramientas digitales, esto es para analizar los datos recopilados y ponerlos en una base de datos para implementar la estrategia en sí. La idea es trabajar todas estas áreas en paralelo para ir ajustando la estrategia a aplicar a medida que se van obteniendo los resultados.

¿Cómo destacar en el sector hotelero?

Cualquier persona podría contratar también una agencia que se encargue de todo. Para hacer la diferencia, lo que se debe hacer es estudiar sobre el sector para que el servicio que se esté encargando sea lo más provechoso posible, esto es ir un paso por delante de los competidores.

Para entender un poco más del tema, existe un blog de marketing hotelero en el que explican de manera rápida y sencilla diferentes aspectos relacionados. Es importante informarse antes de tomar decisiones arriesgadas que comprometan el negocio en el que se ha invertido tiempo y dinero. A pesar de contratar una compañía que lleve el grueso del trabajo, lo mejor es entender el servicio que se está pidiendo.

Aquí se puede aprender lo básico sobre cómo organizar el departamento de marketing de la empresa, e incluso, sobre las novedades en cuanto a tecnología se refiere, que sirven de ayuda para el hotel. También se puede leer sobre maneras de mejorar algunas de las áreas del marketing del mismo, como puede ser el SEO local, lo cual si se estudia bien no resulta demasiado complicado.

Por otro lado, hablan sobre estrategias o metodologías que se pueden implementar en casi cualquier hotel con el objetivo de crear confianza y credibilidad a través de una red de clientes que queden atraídos, involucrados y deleitados con los servicios que se ofrecen. Para hacer esto es necesario tener bien definido el público al que va dirigido el hotel y los datos que se han ido recopilando con respecto al mismo.

Todo esto se puede respaldar con técnicas más clásicas como puede ser con el e-mail marketing o la publicidad por correo tradicional, la idea es generar contenido de calidad que interese al posible consumidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here