Las terapias naturales han ganado popularidad en los últimos años por ofrecer una alternativa no convencional para tratar temas relacionados con la salud física y mental de las personas. Entre sus objetivos se encuentra capacitar al organismo para que se auto cure a través del equilibrio de la mente y el cuerpo.

También conocida como terapia o medicina alternativa, este tipo de práctica no recurre a fármacos ni remedios químicos tradicionales. En la actualidad, a diferencia de décadas anteriores, los mitos y el recelo de la comunidad médica, las terapias naturales están siendo aceptadas cada vez más para tratar diversas enfermedades, ya que algunos pacientes no han visto una respuesta efectiva con el uso de la medicina convencional.

En este sentido, entre las terapias naturales se encuentran diversas disciplinas y técnicas que ayudan a los pacientes a tratar múltiples enfermedades o problemas: como la homeopatía, la medicina tradicional china y acupuntura, la medicina herbaria, los masajes y la kinesiología, entre otras.

A continuación, presentamos las tres técnicas más buscadas y practicadas en el mundo por los aficionados de la terapia natural.

Drenaje Linfático Manual

El sistema linfático – muy parecido al sistema circulatorio- se encarga de transportar linfa en el organismo. La linfa, por su parte, es un líquido en el que recorren los glóbulos blancos. Este sistema, vital para el ser humano, funciona como una red de drenaje.

Es así como, para estimular el sistema linfático, se realiza el drenaje linfático manual. Una técnica de origen alemán.  Entre sus objetivos, se encuentra contrarrestar la retención de líquidos como parte del tratamiento del linfedema o la fibromialgia.

Este tipo de masoterapia es un masaje de suaves movimientos circulares que permite mover los fluidos del organismo. En ocasiones, los líquidos se concentran formando edemas, mejor conocidos como hinchazones o inflamación del tejido.

¿Qué tipos de problemas de salud pueden tratarse con el drenaje linfático?

Esta técnica es utilizada para tratar una variedad de problemas. Diversos estudios confirman que el drenaje linfático ha mejorado considerablemente la salud de los pacientes que sufrían de migraña, fibromialgia, edemas, insomnio, problemas digestivos, estrés o linfedema, entre otros.  Sin embargo, las personas que tienen problemas circulatorios o renales, así como coágulos de sangre, deben consultar con un especialista antes de probar los masajes linfáticos.

Además de sus evidentes beneficios sobre la salud, en los últimos años se ha convertido en el masaje favorito para conseguir resultados estéticos. Este tratamiento también permite tonificar, tensar o definir musculatura.

Osteopatía

Este tipo de terapia natural no solo se centra en aliviar el dolor del paciente, sino la causa de su problema. En este sentido, el osteópata es el especialista encargado de llevar a cabo masajes en los músculos y articulaciones, mejorando los sistemas circulatorios y linfáticos y ayudando a ampliar la movilidad física del individuo.

¿Para qué sirve la osteopatía?

Los especialistas en medicina osteopática suelen recibir personas con problemas como la artritis; el dolor de espalda, cuello u hombro; o dolores asociados a las lesiones deportivas.

El objetivo de esta técnica es fortalecer, mediante estiramientos y manipulación física, el conjunto de músculos, ligamentos, articulaciones y huesos del cuerpo. Por ello, esta técnica es capaz de:

  • Mejorar el sistema circulatorio
  • Disminuir la tensión en los músculos
  • Mejorar el movimiento de las articulaciones

Mindfulness

Esta práctica permite a los pacientes mejorar su calidad de vida al reducir los niveles de estrés y ansiedad.

También conocido como conciencia o atención plena, es una experiencia basada en los principios budistas de meditación. Esta cualidad, innata en el ser humano, a veces se ve afectada por la rutina diaria. A través de la meditación y otras técnicas, el individuo puede concentrar su atención, aumentar el rendimiento durante cualquier actividad o, incluso, disminuir el nivel de estrés.

El mindfulness se entiende como un estilo de vida, una manera de afrontar los problemas y aprender a ser feliz. La mente es una herramienta muy útil para el ser humano, por ello debe trabajarse y entrenarse como cualquier otra parte del cuerpo.

Las terapias naturales van mucho más allá del dolor o las consecuencias de un problema. Su objetivo es ir a la raíz de las molestias, es decir a la raíz del problema. Por todo ello, cientos de miles de personas apuestan cada año por la medicina alternativa para mejorar su calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here