Alquilar una vivienda es una fuente real de ingresos que colabora efectivamente con la economía individual o familiar. Si se cuenta con un inmueble ubicado en una ciudad llamativa como Madrid, que es prácticamente una capital mundial, la rentabilidad es más que favorable.

Sin embargo, como en todo negocio existen ventajas y desventajas, y la intención debe ser minimizar los riesgos al máximo. Por esta razón, es muy importante contar con un equipo profesional de amplia experiencia, que sea capaz de asesorar, guiar, recomendar y encargarse de todos los detalles legales necesarios para completar el alquiler de forma efectiva y que sea productivo.

La agencia se ocupa para que el propietario no se preocupe

Es una grandiosa oportunidad poder contar con una vivienda y alquilarla para que genere importantes y constantes ingresos, y aunque parece una forma sencilla de tener dinero, resulta que se convierte prácticamente en un trabajo con su respectiva responsabilidad. Conseguir el mejor inquilino posible y tener de forma clara todas las disposiciones legales y asuntos que se puedan presentar, no es una tarea tan sencilla.

Después de realizar el contrato de arrendamiento, también pueden surgir imprevistos para los que se debe estar preparados porque, de lo contrario, pueden convertirse en verdaderos inconvenientes. Por estas razones, muchos propietarios consideran que la mejor opción es poder contar con una agencia negociadora del alquiler, que tenga experiencia reconocida y cuente con un personal que se encargue de todos los asuntos relacionados con el arrendamiento de un inmueble.

Realmente estos asuntos son muy variados, ya que se necesita estar totalmente actualizado en todos los aspectos legales, realizar un proceso de selección que garantice la mejor elección del arrendatario, verificar su solvencia económica, historiales crediticios e incluso si se encuentra en alguna lista de incumplimientos de pagos. Para lograrlo, no se escatiman esfuerzos y la agencia debe contar con un personal capacitado en todas las áreas que se requieran.

Madrid una ciudad de oportunidades en el alquiler de inmuebles

Una ciudad como Madrid es un imán para personas del mundo entero, muchos individuos llegan con residencia legal, e incluso ilegal, en la búsqueda de oportunidades de empleo y cambios que mejoren su calidad de vida, esta afluencia poblacional genera una necesidad que va en aumento, como es el caso de la vivienda.

Es necesario que los propietarios de inmuebles detallen con mucho interés todos los requerimientos necesarios y consideren las opciones que involucra el alquiler de pisos en Madrid. Estar al corriente de todas las leyes, y cómo éstas pueden influenciar en las decisiones que se deseen tomar respecto al inquilino o el inmueble.

La posibilidad de rescindir un contrato de alquiler es viable

Muchas veces sucede que una vez que se realiza un alquiler, se termina necesitando nuevamente el inmueble por cualquier asunto personal, en esos momentos, el arrendador precisa saber cómo hacer para recuperar la vivienda, para utilizarla según su interés o necesidad.

Existen leyes que, según sea el caso, pueden favorecer al arrendador o arrendatario. También se debe considerar, porque es muy importante, la antigüedad del arrendatario y bajo qué período se realizó el alquiler, ya que entonces se regirá por la ley que estaba vigente, y se deben considerar los cambios de las nuevas leyes, y enmiendas que puedan tener. Lo cierto es que el arrendador puede solicitar su vivienda siempre y cuando se haga según las leyes prescritas.

 

El inquilino debe tener un contrato mínimo de un año y se le debe informar del desalojo con dos meses de anterioridad. El arrendador debe probar legalmente la necesidad que tiene de la vivienda, bien sea porque él o un familiar directo, como los hijos, la requieren u otras causas, en el caso de divorcio de los arrendadores y si la casa forma parte del reparto de bienes, también es válido.

El desalojo debe estar muy bien justificado

Lo importante es que cualquiera que sea el caso, el arrendador debe justificar la solicitud de desalojo y ocupar la vivienda según lo informado, de lo contrario, podría enfrentarse a problemas legales, donde el antiguo arrendatario haría valer sus derechos, que incluyen el volver a ocupar el inmueble y el pago de indemnizaciones.

Cuando se conocen bien los deberes y derechos junto con las leyes vigentes de arrendamiento, el propietario tiene varios caminos viables para llegar al mejor consenso entre las partes en el momento de rescindir un contrato de alquiler por necesidad.

Todos estos asuntos se pueden llevar, efectivamente, a través de una agencia que se encargue de los detalles legales, asesorías y gestorías necesarias de tal forma que no representen ninguna incomodidad para los dueños de inmuebles ni para los usuarios.

Las ventajas de contar con una agencia negociadora del alquiler
¡Valora el contenido!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here