En los últimos años se han puesto de moda las casas modulares de hormigón. Aunque en nuestro país su implantación es relativamente reciente, en otros países europeos cuentan con una trayectoria más prolongada. Actualmente, existen una gran variedad de modelos de casas modulares, que se pueden combinar y seleccionar en función de las necesidades de cada persona o núcleo familiar. Las viviendas de Hormipresa se pueden construir tanto siguiendo un modelo determinado como estableciendo un diseño a medida, por ejemplo.

A continuación, abordamos algunas de las principales ventajas que presentan las casas modulares con respecto a las viviendas tradicionales.

Más baratas

El precio de las casas modulares de hormigón es más reducido que el de las viviendas convencionales. Así, se calcula que su coste es entre un 22% y 34% más barato que el de las construcciones de siempre. Por lo general, su precio oscila entre los 60.000 o 80.000 euros de las más económicas hasta el millón de euros de las más caras. Aunque esta no es una alternativa low cost, sí que se encuentran mejores precios en comparación con las construcciones tradicionales.

Más rápidas

El proceso de construcción de este tipo de viviendas también es mucho más ágil que el de las casas convencionales. Las viviendas modulares no superan el año de construcción, variando entre los 5 y los 7 meses de obras. Los plazos de entrega suelen ser, por este motivo, muy acotados y suelen cumplirse.

Eficientes energéticamente

Las viviendas modulares también se caracterizan por consumir menos recursos energéticos que los inmuebles tradicionales. Esto se debe a que este tipo de casas implementan durante su proceso de construcción estándares de calidad más elevados que los de las construcciones de obra. Por este motivo, las casas modulares sobresalen por mantener una temperatura interior estable durante todas las estaciones del año.

Personalizadas

Aunque hay modelos establecidos, también es posible diseñar tu propia casa modular de hormigón. Para ello, puedes inspirarte consultando las fotografías de diferentes viviendas en las páginas de las diferentes empresas. De este modo, podrás comprobar cuál se adapta mejor a tus requerimientos y gustos. Uno de los aspectos positivos de poder personalizar tu propio hogar es que puedes añadir estancias posteriormente a medida que crece la familia.

Dónde tú quieras

En algunos casos, las viviendas modulares pueden ser trasladadas de un lugar a otro si se desea cambiar su ubicación. De esta forma, no estarás atado a un lugar o territorio de forma definitiva, sino que podrás plantearte cambiar tu lugar de residencia. De todas formas, debido al aumento de la popularidad de estas viviendas en los últimos años, estas suelen ser fácilmente vendibles o alquilables.

Respetuosas con el medio ambiente

Debido a las técnicas y a los materiales empleados durante su construcción, las viviendas modulares de hormigón generan menos residuos que las casas de obra. Al seguir procesos industriales, la eliminación de residuos en estos procesos supone un aspecto mucho más reglamentado de lo habitual.

Sin imprevistos

La construcción de una casa puede suponer un verdadero quebradero de cabeza. No obstante, la posibilidad de sufrir grandes inconvenientes durante el proceso de construcción es prácticamente inexistente con este tipo de viviendas. En este sentido, adquirir una casa modular es una garantía de tranquilidad y buen hacer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here