Con la llegada de la primavera y el verano, las piscinas empiezan su nueva jornada de trabajo y se hace necesario realizar el mantenimiento para que estas funcionen apropiadamente. Con el liner es posible realizar cambios y mejoras de forma fácil y efectiva y hoy te diremos por qué.

A la hora de hacerle el mantenimiento respectivo a una piscina, lo más aconsejable es aprovechar los mejores materiales, ya que ellos son los que asegurarán un período de vida útil más extenso. Estos han ido evolucionando a lo largo del tiempo y dentro de los mejores que hay hoy día destaca el liner armado.

En este sentido, el liner para piscinas se concibe como uno de los más efectivos para impermeabilizar y revestir una piscina. Este material está fabricado en base al PVC el cual se somete a un proceso de reforzamiento que ayuda a que mantenga una muy alta resistencia.

Para realizar su instalación, el especialista que va a colocar el liner tomará las medidas de la piscina y posteriormente fijará el material a través de un sistema de soldadura de alta frecuencia que dejará todo bien dispuesto sobre la superficie del vaso.

Un punto muy favorable que hace falta mencionar es que el liner se consigue a través de una materia prima reciclable, lo cual además de la efectividad, le ofrece ese trato respetuoso con el medio ambiente que hoy en día se hace tan valioso.

Para disponer correctamente de este material, se hace uso de él dentro del vaso de la piscina, sin importar de qué material esté hecha, de forma que tengas oportunidad de aprovechar sus ventajas sea cual sea la que tengas en casa o en el negocio.

A propósito de esto, es importante destacar que los beneficios de este tipo de material se promueven en base a los siguientes aspectos:

  • La resistencia, ya que es un material muy duro y apto para estar en contacto permanente con la humedad, sin resquebrajarse ni averiarse.
  • La estanqueidad, debido a que no permite pérdidas de agua. Incluso aunque existan deslizamientos en el terreno se puede mantener el agua en el vaso hasta que se proceda a hacer la reparación, pues tomará la forma que se haya producido.
  • La durabilidad, pues la propia resistencia ayuda a que perdure por muchos años, incluso es posible que alcance los 25 años.
  • La flexibilidad. Tiene capacidad para favorecer el uso en piscinas de cualquier tamaño, sean cuales sean las dimensiones encontradas en el vaso. Además, puede ser dispuesto en piscinas recién construidas y también en aquellas que ya tienen un buen período de tiempo en funcionamiento y donde se necesita mejorar su estructura.
  • Distintos colores. El liner se puede encontrar en diferentes tonos para que cada persona lo utilice según sean sus gustos.
  • Rapidez de instalación. No es un material que lleve mucho tiempo de instalación y montaje, de forma que se pueda hacer un trabajo rápido y organizado. Por otro lado, no se genera ningún tipo de escombro.
  • Bajo mantenimiento. Otros materiales como el gresite necesitan un reforzamiento en la estructura al menos una vez al año, con el liner esto no hace falta. En este caso solo habrá que darle la limpieza común con productos suaves y destinados a este fin.

Todos estos beneficios son valiosos, pues más allá de lo estético, da el empuje para que la inversión hecha en la construcción de la misma perdure por más tiempo.

La impermeabilización

Impermeabilizar piscina con liner es bastante común debido a que su estructura es muy robusta y previene que se generen pérdidas de agua, que además de causar inconvenientes en la cantidad de líquido de la misma, también puede ocasionar un daño irreparable en la estructura.

Para cualquier material que tenga la piscina, el liner resulta efectivo, permitiendo que los usuarios tengan un disfrute de 10 años con garantía y alcanzar aún unos 10 o 15 más sin preocupaciones por la pérdida de agua, aunque de hecho también hay que considerar que sea una buena marca y que tenga un grosor apropiado al caso.

Además, hay que tomar en cuenta que el liner puede ser reemplazado al momento en que su vida útil culmine, de forma que no haya necesidad de investigar sobre otro tipo de material.

Otro aspecto que hace falta destacar en este caso es que el liner necesita un mantenimiento muy reducido, lo que evita que se tengan que hacer inversiones frecuentes después de haber hecho la principal al momento de la compra y la instalación.

El revestimiento de una piscina

A la hora de planificar el revestimiento de una piscina, es común que surjan dudas con respecto a lo que sea más conveniente para cada caso. Una buena forma de aprovechar los materiales y brindarle ventajas es utilizar un revestimiento de liner.

Evidentemente, esto necesita la aplicación de una restructuración específica para conseguir que todo el trabajo se ejecute de la forma idónea. Este trabajo demanda la adaptación de zonas como el sumidero, los skimmers, las boquillas de salida, y la nueva trayectoria que debe seguir el agua hacia la depuradora y las salidas.

Otra asunto que es imprescindible mencionar es que la piscina dará la impresión de ser nueva. Además, es común que con otros tipos de materiales haya que pasar buena cantidad de tiempo y gastarse algún dinero en el mantenimiento de la piscina, sobre todo cuando esta ha perdido el color, se agrieta o se deteriora por el tiempo de uso.

Si de cualquier modo tienes dudas sobre el trabajo que hace falta realizar, específicamente a tu piscina, debes saber que el revestimiento se hace como método preventivo, mientras que la impermeabilización es aplicada cuando ya existen pérdidas en el vaso y es indispensable tapar los huecos y reforzar la estructura.

En todo caso, lo más recomendable en la actualidad es realizar la planificación para construir nuevas piscinas utilizando liner armado. Pero en caso de que ya tengas una hecha y necesites es modificar la estructura, reforzar o reajustar un trabajo ya hecho también es posible.

Liner: un producto de calidad para tu piscina
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here