Estudiar en el extranjero es un sueño para muchas personas. Ya sea para descubrir una nueva cultura, perfeccionar el dominio de otro idioma, o simplemente viajar y abrir nuevos horizontes. Con el auge de la comunicación, la planificación de estadías en el extranjero es accesible para los potenciales estudiantes.

Hay quienes dicen que viajar hace la juventud. Es cierto que estudiar en el extranjero es un proyecto con múltiples ventajas, la principal es construir un futuro.

A continuación hay cuatro buenas razones para hacerlo.

1. Aprender otro idioma en una escuela acreditada con profesores nativos

La fluidez en al menos otro idioma ayuda a ampliar las habilidades de comunicación y abre nuevas oportunidades profesionales.

La inmersión también significa que podrás comprender diferentes aspectos del idioma

cultura. Por ejemplo, gestos comunes con las manos, saludos, saludos, etc. Sin embargo,

no solo se limita al lenguaje corporal o al habla, la inmersión total en una cultura significa

la comida, bailes, juegos deportivos, fiestas locales, etc.

Sin embargo, volverse completamente bilingüe requiere una práctica diaria bastante larga. No hay nada más fácil para aprender y practicar un idioma extranjero que permanecer en el país donde se usa a diario.

  • La importancia de las escuelas acreditadas

Estudiando en una escuela de idiomas acreditada que permite opciones de alojamiento familiar permite una experiencia completa de inmersión, lo que significa que cada estudiante puede integrarse en una familia local y aprender todo sobre el estilo de vida local.

Tomar clases por la mañana y por la tarde significa que se pueden practicar las habilidades lingüísticas aprendidas en el aula en casa con su familia anfitriona. De hecho, al estar en contacto constante con la lengua extranjera, el estudiante puede aumentar fácilmente su conocimiento, descubrir su riqueza y apropiarse de sus sutilezas.

Por ejemplo, muchos estudiantes angloparlantes o francófonos eligen estudiar en una escuela de español en Barcelona como Expanish, que ofrece un marco integral de aprendizaje. En Expanish, los estudiantes pueden combinar la experiencia del viaje con la de una práctica constante del Español a la vez que se preparan para exámenes de idiomas con validez internacional como el DELE.

2.  Mayor facilidad para viajar a distintos países

La inmersión ofrece una comprensión diferente y más íntima de la cultura en un país. Viajar permite abrir la mente y contar con opiniones más amplias sobre el mundo que nos rodea.

Una parte importante de viajar, además de ir a diferentes partes del mundo, es experimentar diferentes culturas, conocer a diferentes personas y rodearse completamente de otros idiomas.

Vivir en un país extranjero y compartir la vida cotidiana de los habitantes inevitablemente enfrenta al estudiante con choques culturales. Es necesario adaptarse a una forma de vida diferente y a otra forma de pensar. De esta forma, el estudiante puede adquirir nuevas referencias que le permitan comparar y analizar lo que existe en su país anfitrión y en su país de origen, y a relativizar.

Descubrir otra cultura también enriquece al estudiante al desarrollar sus cualidades humanas, incluida la tolerancia, la apertura a los demás y al mundo.

3. Aprender sobre diferentes culturas en un ambiente íntimo y orgánico

Los programas de inmersión se centran en la cultura, el arte y la música, lo que permite a los estudiantes experimentar a fondo la cultura asociada con el idioma aprendido. Los programas también obligan a los estudiantes a usar sus habilidades recién aprendidas en entornos de la vida real mientras construyen relaciones con hablantes nativos.

Los programas más exitosos son aquellos en un país donde el idioma que se aprende actúa como el idioma principal. El oído se vuelve más susceptible a la pronunciación y acentos, conversación informal y frases comunes.

Cuando el lenguaje se usa como una forma de supervivencia en una tierra extranjera, se adquiere de manera más inconsciente, y las reglas gramaticales quedan en segundo plano.

4.  Abrir puertas profesionales en todo el mundo

Hay una serie de ventajas que tienen los bilingües cuando se trata de oportunidades profesionales. Conocer un segundo idioma es visto favorablemente por los empleadores porque muestra la dedicación y la ética de trabajo del solicitante al tener que aprender más de un idioma.

Además, ser bilingüe garantiza que un posible empleado tenga una capacidad única que pueda beneficiar a la empresa. Esta habilidad única a menudo coloca a los candidatos bilingües en una mejor posición para negociar el salario y los beneficios, lo que lleva a aumentos en el pago sobre los candidatos que solo hablan un idioma.

En los últimos años, las oportunidades en atención médica, servicio al cliente y marketing han requerido un segundo idioma. Estas posiciones limitan las oportunidades solo para candidatos bilingües.

Con una gran cantidad de oportunidades de trabajo, los candidatos bilingües a menudo se sienten más seguros de su capacidad para conseguir un puesto y, por lo tanto, pueden asumir riesgos profesionales potencialmente más beneficiosos que otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here